viernes, 21 de julio de 2017

EL DEPÓSITO DE AGUAS - "SALA HIPÓSTILA"


1850 Ca - Cabe el honor de atribuirse la llegada del agua potable a la ciudad tanto a la Sociedad Económica de Amigos del País como al Canónigo Liñán, empeñados en erradicar los insalubres pozos como principal fuente de suministro. El tercer pivote fue el alcalde José Campo con la puesta en marcha de una sociedad que regulará el servicio.

Entre otros proyectos que se rechazaron, se tomó la decisión en 1845 de construir un depósito de abastecimiento de aguas para la ciudad situado a la entrada de Mislata, próximo al cauce, encargando su ejecución al ingeniero catalán Idelfonso Cerdá, al tiempo que se ejecutaban otras obras, aguas arriba, a la altura de la presa de Manises, que iban a estar en comunicación directa con el nuevo depósito, cuya construcción arquitectónica adopta la característica "hipóstila". La presión estaba garantizada, pues la altura escogida con relación al nivel del mar era similar al alto de las torres de Cuart.

Para su construcción se necesitaron tres años de trabajo, pese a su urgencia para mejorar un servicio que se había iniciado el 19 de noviembre de 1850, con un acto inaugural en la plaza del Negrito con asistencia de las autoridades religiosas, civiles y militares. 

Inaugurado el nuevo depósito de aguas en 1851, muy pronto se quedó pequeño para las necesidades de la ciudad.

Junto a los de Madrid y San Sebastián, fue uno de los primeros depositos de agua construidos en España, un alarde arquitectónico hecho a base de columnas que sostienen bóvedas donde el ladrillo se convierte en protagonista, en un recinto cerrado por muros de mampostería que por su técnica utilizada es conocido como “sala hipóstila”.

Forma parte del Patrimonio Histórico Español surgido de la Revolución Industrial que se produjo en la España a mitad  del siglo XIX, cuando estaba menos desarrollada que allende los Pirineos.

Vemos en la imagen del depósito de aguas en un momento de su construcción. En la actualidad cumple su función como sede del Museo de Historia de Valencia.

Fuente: Carlota Lorente Balado, de la Universidad de Valencia

jueves, 20 de julio de 2017

CÁRCEL DE LA GALERA



“A imitacion de las Cárceles que hay en la Villa y Corte de Madrid, Valladolid y otras Ciudades de España, Don Fray Pedro de Urbina, Arzobispo de esta Santa Metropolitana Iglesia, mandó labrar una Carcel para sujetar las mugeres lascivas y meretrices, en una de las heroycas Torres de la Puerta de Quarte, cerca los años de 1650. para cuya fundacion y alimentos de las tales, determinó y formó rentas suficientes de bienes propios.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

miércoles, 19 de julio de 2017

SOPARET A LA FRESCA EN LA FIRA DE JULIOL

Archivo Rafael Solaz

1966 Ca - Imagen habitual en las afueras de la ciudad de Valencia, con la huerta como continuación de las viviendas, calles mayoritariamente con aceras pero muchas sin pavimentar, y casi nula circulación de vehículos. También en ocasiones especiales, caso de las playas y la Feria de Julio, precisamente donde fue tomada esta foto familiar del archivo de Rafael Solaz.

Cenas donde ensaladas, embutido, titaina, tortillas, croquetas de bacalao, carne rebozada y otros condumios preparados generalizadamente por las señoras, eran acompañados, principalmente con vino y gaseosa, y culminados, habitualmente, con una sandía verde por fuera y roja por dentro.

Mesa y sillas de madera, y éstas con asientos de anea trenzada, ya que era una época con el plástico en sus balbuceos.

Habitualmente así cenaban los mayores, ya que hasta que llegábamos a la adolescencia lo normal era el “entrepá” y a triscar con los demás chicos y chicas del barrio.


Texto de Esteban Gonzalo Rogel

martes, 18 de julio de 2017

CÁRCEL DEL ÁGUILA



"Contiguo á estas Torres está otra Torrecilla dicha del Aguila, en la qual están cerradas y aprisionadas las mugeres, para que con custodia y separacion de los hombres esten sujetas y encarceladas las que lo necesiten."

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

lunes, 17 de julio de 2017

LAS GÁRGOLAS DE LA LONJA

Archivo Municipal

1935 Ca - Sin duda, el edificio de la Lonja que representa todo el esplendor de la Valencia del siglo XV es el lugar más visitado de la ciudad, con el interés añadido de la proximidad del Mercado Central que junto a los Santos Juanes enfrente, forma el conjunto “un triángulo de oro” que cautiva al forastero.

Hay mucho que observar en la antigua Lonja de la Seda, la de los mercaderes, pues fue su creador, “el molt sabut en l’art de la pedra” Pere Compte, quien al mando de un buen equipo de “picapedrers” trabajaron la piedra para crear un prodigio ornamental en el que los pequeños detalles se esparcen por doquier a través de sus puertas, ventanas, arquivoltas y almenas, tanto en el interior de sus diferentes salas, como al exterior en cualquiera de sus lados, donde, además, destacan en lo alto de sus cornisas unas gárgolas que por su espectacularidad quedarán alojadas en la mochila del visitante merced a su máquina digital.


Archivo Municipal

En número de veintiocho, la mayoría de ellas del siglo XV, a las que se sumaron nuevas incorporaciones a finales del XIX, se consideran de autoría anónima y en su simbología queda manifiesta la libertad que gozaron sus creadores, quienes no tuvieron reparo alguno en dejar para la posteridad escenificaciones grotescas, lascivas, satirizando al mismo tiempo sobre la consideración que como pecado se tenía de los hábitos del sexo, bien como denuncia social, incluso religiosa, o en su ironía.  


Archivo Municipal

Figuras animalescas en su función de desagüe donde la imaginación de los "picapedrers" volaba alto y de forma exultante, y que a la par de ofrecerse al caminante, son admiradas por quienes al descubrirlas encuentran en ellas una más de las exquisiteces que se reúnen en la que está considerada como más bella edificación del gótico civil valenciano y en su representación.

domingo, 16 de julio de 2017

CÁRCELES DE SAN NARCISO



“Las Cárceles ordinarias son las de San Narciso, cuyo origen es como diré. Habiendo los Mercaderes de Girona fundado una Cofradía no muy lejos de la Iglesia Parroquial de San Salvador, en la calle de la Puerta de la Trinidad, la qual tenia por invocacion de San Narciso Obispo, y juntamente establecido una Capilla en la Iglesia mayor de esta Ciudad; descaeció esta Cofradía algun tiempo, de suerte, que en ocasion de haber los presos quemado las Cárceles de la Justicia ordinaria, que de antiguo estaban en la misma Casa de la Ciudad, como Fabricas insignes dexo insinuado al principio de este §. cuya fatalidad sucedio á los 15. de Febrero del año 1586. motivaron á que el Noble Ayuntamiento comprase el lugar de dicha Cofradía para fortificarla y executado, fueron transferidos á ella los pocos que quedaron en las antiguas prisiones: pero la Muy Ilustre Ciudad advirtiendo la incapacidad y ruina de estas Cárceles, en el año 1729. deliberó que se ensanchasen, fortificasen y mejorasen; lo que se executó en el año siguiente de 1730.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

sábado, 15 de julio de 2017

PABELLONES EN LA ALAMEDA POR LA FERIA DE JULIO

Pabellón del Ayuntamiento 
Archivo Municipal

1900 Ca - La Feria de Julio de Valencia no se puede entender sin las corridas de toros: ahí está su verdadero origen cuando en 1870 concejales del Ayuntamiento quisieron dar un mayor atractivo a la fiesta nacional con el concurso de otros actos festivos torno a la plaza de toros, en cuyo albero apenas hacía once años que se había celebrado la primera corrida taurina en la tarde inaugural del coso. 

Feria y toros unidos para su origen pero que ya al año siguiente los munícipes quisieron aumentar su programa festivo. El paseo de la Alameda, frondoso y amplio, se brindaba como el lugar ideal para hacer frente al calor del estío, especialmente en las horas de la noche. Era cuestión de completar un programa y ponerlo en marcha.

Pabellón del Ateneo Mercantil
Archivo Municipal

Pero no era cuestión de anunciar una serie de actos en exclusiva, sino de ofrecer unos dignos pabellones que por parte de las sociedades civiles de mayor abolengo se fueron sumando a la iniciativa municipal, destinados para las horas de bailes y saraos, donde la clase pudiente, con sus carrozas y tartanas, iban a disfrutar de tan refrescantes veladas.


Pabellón de Agricultura
Archivo Municipal

Y avanzando en los años con la llegada del mes de Julio, la prensa local daba información de los diferentes actos, cada vez mas intensos, con dos epicentros: el coso taurino de la calle de Játiva y el Paseo de la Alameda. La fiesta también se sumó a las calles, que pasaron a ser escenario de frecuentes cabalgatas. En lo cultural y como homenaje a los patricios valencianos, se programaba la ubicación de monumentos en los jardines más concurridos, siendo el de la Glorieta el que mayor espacio ofrecía. Mariano Benlliure y otros afamados escultores daban con sus obras mayor proyección a unos actos cada vez más prolíficos. 

El Círculo Valenciano
Archivo Municipal

Toros, música y bailes, con la atracción añadida de que la clase burguesa participaba en unos actos que también eran disfrutados junto a sectores más populares, siempre torno a la panoja torrada y la refrescante sandía en unas fiestas que por los años veinte se prolongaban hasta mediados agosto, cuando daban su fin con la Batalla de Flores, concurrida por todos los sectores de la ciudad. 

Con la llegada del año 1926 y la inauguración del nuevo Pabellón Municipal de Carlos Cortina, el paseo de la Alameda adquiría una mayor suntuosidad. 

Sin embargo, tuvieron que pasar seis décadas para que una vez situado en el interior de los Jardines del Real sucumbiera al viento: el de la dejadez.

viernes, 14 de julio de 2017

CÁRCELES DE SERRANOS



"Las Carceles de Corte ó de la Real Audiencia, dichas vulgarmente de Serranos, están en el centro de las Torres de este nombre, de cuya fábrica se dio noticia en el capitulo 2. num. 25. las quales son por su fortaleza muy capaces para el destino, guarda y custodia, para cuyo efecto son empleadas”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

jueves, 13 de julio de 2017

LA ESTACIÓN GRAO DEL TRENET


Foto de Esteban Gonzalo (1990)

En El Grao de Valencia hubo dos estaciones para trenes: la del Ferrocarril de Campo, cuyo edificio de 1852 es el más antiguo ferroviario de España y está a la espera de su reutilización, y la del Ferrocarril a Bétera por Moncada, de 25 km. de longitud, ancho métrico y única línea de la Sociedad Valenciana de Tranvías que fue construida con dos estaciones término en sus extremos y sin proyectos de continuidad. Para su explotación fue subdividida en las líneas a Bétera y Grao desde la estación central Santa Mónica, posteriormente Pont de Fusta.

Cuando a las 22:40 horas del 30 de enero de 1990 llegó a la estación Pont de Fusta de Valencia la unidad belga (popularmente Fabiolo) 3401-6401-3402 procedente del Grao, finalizaron 97 años y 231 días de explotación ferroviaria de la línea que hasta la proliferación del transporte regional por carretera transportó millones de toneladas de mercancías hacia y desde el puerto, como globalizadora de lo que aportaban las líneas de Bétera, Llíria y Rafelbunuyol para su exportación o lo de importación que continuaba por ellas, así como un importante movimiento de viajeros, principalmente en verano cuando los trenes eran masivamente utilizados por los capitalinos hacia y desde las playas del Cabanyal y La Malvarrosa.

El 8 de julio de 1892 fue abierto al servicio público el tramo hasta la estación Pont de Fusta, el 7 de abril de 1917 comenzó la tracción eléctrica, aunque durante algún tiempo hubo trenes de mercancías con locomotoras de vapor, en 1971 fue suprimido el servicio de mercancías que ya era testimonial, y el 31 de enero de 1990 fue cerrado al tráfico el trenet del Grao (5,8 km.) junto con la prolongación ferroviaria hasta la estación Empalme para transformarlo en la primera línea de tranvía moderno de España, que comenzó sus servicios el 21 de mayo de 1994.

Una estación con dos edificios: el de final de trayecto en el  Grao y un apeadero en el Cabanyal para dar servicio al Balneario de las Arenas, ambos dentro en una gran explanación con cuatro muelles de 80 metros de longitud, dos de ellos cerrados, y dos espaciosas cocheras. Sus vías se prolongaban por los muelles portuarios y la vía ancha entraba en el recinto de la estación.

Con un cuerpo central de dos plantas y laterales de una, tipología clásica y ladrillo cara vista, el edificio del Grao fue proyectado en 1891 por Facundo de los Ríos y Portillo, y construido por los contratistas Bernardo Lucas y Rafael Badía. Estaba situado detrás de la aduana y en el denominado barrio de los indios o del Bolo. (Historia de las Estaciones: Arquitectura Ferroviaria en Valencia). 

Su espacio lo ocupa desde el 2007 la última parada para los tranvías de la línea 8 que enlaza con el metro en la estación intermodal Marìtim-Serrería.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

miércoles, 12 de julio de 2017

CASA DE LAS COMEDIAS



“Como los venerables Sacerdotes que plantearon el Oratorio de la Real Congregacion obtuvieron el Corral de Comedias que de antiguo tenía esta Ciudad y Hospital, parecio preciso para la representacion de Comedias elegir otro lugar proporcionado; por lo qual luego inmediatamente mercó la Administracion del Hospital algunas casas en la plazuela de la Olivera, y con la mayor brevedad mando labrar una excelente casa y patio para dichas representaciones, con las mas propias disposiciones para su efecto: pero demolida y vuelto á hacer casas de habitacion, queda el solo nombre en la plaza que se llama de las Comedias.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

martes, 11 de julio de 2017

LA "FIESTA DE LOS CHOFERS"


Archivo Rafael Solaz

El 10 de julio de 1921, día de San Cristobal, se celebró la sorprendente “fiesta de los chofers”, con el singular patrocinio de la Sociedad Ortiz, Monleón y Compañía, con motivo de inauguración de un nuevo garaje en la calle Cirilo Amorós, en su esquina a la de Isabel la Católica y Jorge Juan.

No era su primer lugar habilitado para el aparcamiento de coches y pese a que su acto de presencia en la calles de la ciudad era minoritario; Garage Valencia ya había abierto su primer local en un lugar próximo, en la calle Grabador Esteve.

Con tal motivo aquel día se celebró una misa en la vecina Iglesia de los Padres Dominicos, con numerosa participación de quienes podían presumir de un coche, que, a “caballo” de la modernidad, iban a lograr velocidades de vértigo.

Más de cien automóviles se concentraron para la “fiesta” siendo obsequiados por la empresa con champagne, donde las burbujas se mezclaron con el entusiasmo de los asistentes, que guiados por la propiedad, visitaron todas las instalaciones del amplio garaje, dispuesto con nuevos adelantos técnicos, toda vez que en el incipiente mundo del motor, había que facilitar a los conductores los medios precisos para solucionar la problemática de la conducción que surgía con mayor frecuencia que la esperada. 

Un nuevo mercado de accesorios para el mejor confort en los vehículos lo ofrecía la empresa como servicio a los clientes, con las mejores marcas y de más prestigio. Garage Valencia tenía la exclusiva de cubiertas Michelin, con unas existencias muy numerosas, así como amortiguadores, bolas mecánicas, manguitos, etc. con otra exclusiva muy importante especializada en faros, proyectores y elementos eléctricos: “las célebres casas Innovation y Dusellier” que mandaban sus productos desde Paris. Las existencias eran cuantiosas, lo que facultaba para un buen descuento a sus clientes, con precios inigualables.

El nuevo garaje disponía de dos puertas de acceso y su interior, amplio y de grandes dimensiones, era todo un privilegio para los clientes que en aquella noche inaugural disfrutaron de una verbena en el interior con la actuación de la banda “Unión Musical”, que ofreció selectas composiciones de concierto y baile, en una “sala” adornada con flores y luces para el disfrute de los clientes y familiares, que fueron obsequiados con con dulces, licores, helados y habanos, en una fiesta que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.


lunes, 10 de julio de 2017

LA PESCATERIA



“Había una llanura ó casas arruinadas cerca del Matadero de las Carnicerías de esta Ciudad, del qual sitio deliberó la Ilustre Ciudad el establecimiento de una Pescadería en el año 1668 la qual está dispuesta con toda comodidad y acertada disposición en sus repartimientos para los géneros de pescas, y Jurisdiccion o Tribunal del Quinto, que pertenece al Real Erario de Su Magestad.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.


domingo, 9 de julio de 2017

RETABLOS EN LOS PORTALES: "EN ELS GRANDS I EN ELS XICS"



Archivo Municipal

En la “puerta del Mar” había un retablo dedicado a la Virgen de la Bonavía venerada desde tiempos lejanos por los hombres de la mar, que a la sazón tenían su iglesia en el barrio de los Pescadores, con advocación a la Nuestra Señora de la Bonavía.

Pero la costumbre se extendía a las demás puertas de la muralla cristiana, en un hábito que fue iniciado por los Jurados y que se fue expandiendo por el interior, con tanto arraigo, que a finales del siglo XV eran muy pocas las calles que no disfrutaban de un retablo: bien a la Virgen o bien a algún santo.

En el “portal del Coixo”, también de San Juan, se podía observar desde 1380 su imagen en un retablo de un autor, hasta entonces desconocido, que se apellidaba Vilaux, por el que cobró quince florines, cantidad muy importante para la época.

Pocos años después, en 1391, el “portal Nou” lució el suyo, en el que aparecía “la invención de la Santa Cruz” y Santa Elena. Portal éste en el que Pere Compte esculpió la imagen de la Virgen en 1471 que fue pintada por Jerónimo Morell.

En la “puerta de Serranos” se sabe de la existencia de un retablo en alusión a la Cruz que se había mejorado en 1438 por Berenguer Matheu. Trabajo de restauración que también se había llevado a cabo en el arriba citado retablo de la “puerta del Mar”, en 1429, el de la Bonavía, por parte del carpintero Jaime Roig y el pintor Pedro Travot.

El “portal de Torrente” o de los Inocentes tuvo el suyo en 1436, con unas imágenes de santos, obra de Leonardo Crespi, que había mejorado a otro colocado el año anterior. En 1439 Berenguer Mateu  adornó el “portal de los Judeus” con la imagen de San Andrés que estaba protegida por un tejadillo de madera.

Uno de los más importantes fue el situado en el “portal de la Trinidad”, donde al existir una imagen en su nombre, en 1440, se encargó al imaginero Guillem Camayso un “retaule obrat de fusta”, también protegido por un tabernáculo pintado por Gaspar Saera y alumbrado por una linterna de aceite. Tras sucesivas restauraciones en el mismo siglo, en 1505, fue sustituido por otro retablo pintado por el “venerable mestre Nicolau Falquo”, con un coste de ciento cinco sueldos.

El “portal del Real” tuvo dos, el primero en 1457 pintado por Jaime Fillol. Años después, en 1483 y con un costo de cien sueldos, Luis Pasqual pintó otro costeado por los vecinos. En 1483 Pedro Alboredes pintó una Virgen para el “portal de Ruzafa”.

Los Jurados, en 1454, acordaron colocar la imagen del Ángel Custodio en el “portal de Cuarte”, sin embargo, la decisión no se llevó a efecto hasta que llegado el año de 1475 se tomó la decisión de situar su imagen en los portales de Serranos, Cuarte, San Vicente y del Mar, los conocidos como “portals grands”. Acto procesional que se llevó a cabo con gran solemnidad en dos fechas, el 31 de julio y 1 de agosto de aquel año.


Fuente: S. Carreres Zacares, de Las Provincias

sábado, 8 de julio de 2017

LA LONJA DEL ACEITE



“Por el mismo tiempo se labró otro lugar inmediato para otro Tribunal, pues se ve en la pared exterior, cerca de la esquina que mira á la parte de la calle Nueva, en la parte mas alta sobre el techo, como una puertecilla tapiada, y mas abaxo un asiento, por donde se infiere, segun la tradicion, que allí se ponían los sentenciados á la vergüenza: 

despues se establecio para Alhóndiga de Aceyte; estaba descubierta por los tres lados, y en el año 1734. la Muy Ilustre Ciudad la mandó cerrar y poner tres puertas, disponiendo su Tribunal proporcionado para el buen gobierno de la Lonja.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

viernes, 7 de julio de 2017

1917-2017 TRANVÍAS ENTRE PONT DE FUSTA Y GRAO


Fotografía de Esteban Gonzalo (1973) 

El 7 de abril de 1917 tranvías urbanos de Valencia adaptados al rodaje por vía férrea iniciaron los servicios “unihorarios” entre la estación Pont de Fusta, entonces Santa Mónica, y el Grao. Según los investigadores Francisco Pons y Javier Golf comenzaron con vehículos de la serie 100, que podían arrastrar varios coches de viajeros o vagones de mercancías de dos ejes, aunque para éstas siguieron utilizando locomotoras de vapor y la ayuda de los tres tractores, popularmente Pepas, que sobre chasis tranviarios construyó en 1916 Lladró, Cuñat y Cía. de Almàssera.

"Tranvía 100" - Archivo Francisco Pons

Tras terminar la electrificación de las líneas de tranvías, la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia (CTFV) continuó los trámites para sustituir el vapor por la electricidad en las cuatro líneas férreas de ancho métrico que irradiaban de su estación central capitalina. En la fecha antedicha extendieron la electrificación hasta Almàssera en la línea de Rafelbunyol y hasta Marxalenes, donde estaban las cocheras y el depósito de locomotoras.

Economía en la explotación al necesitar menos personal para mantenimiento y conducción, limpieza para los viajeros, y mayor rapidez de aceleración en tramos con estaciones muy cercanas, fueron motivos que impulsaron la decisión de suprimir paulatinamente la tracción de vapor por la eléctrica en la red norte y con menor coste aumentar la oferta de frecuencias de servicios.
La popular "pepa" en el taller - Foto de E. Gonzalo - 1973

Como la guerra 1914-1918 obstaculiza el libre comercio y las compras de vehículos en el exterior, de tal manera que los truks y equipamientos para que Carde y Escoriaza de Zaragoza construyera los primeros automotores eléctricos están en el fondo del mar al hundir un submarino alemán el barco que los transportaba desde Estados Unidos (Las Provincias 05-01-1917), echaron mano de lo que tenían, los tranvías más modernos, la serie 100, que con equipos General Electric había construido Lladró y Cuñat de Almàssera y Carde y Escoriaza de Zaragoza, y la ayuda de las mencionadas Pepas.

Además, en 1920 llegaron a la red del trenet cinco tranvías, después dos más, todos de dos ejes, construidos por Gondarville de Bélgica, país que no pudo suministrar el material contratado a la red tranviaria de Odessa a causa de la revolución rusa. Dieron mal resultado y pronto fueron transformados en remolques sobre bogies para líneas muy llanas, como las del Grao y Rafelbunyol, donde cabeceaban menos.

En cuanto a los automotores sobre bogies, popularmente “bujías”, según los mencionados investigadores los dos primeros llegaron de Carde y Escoriaza en 1921 y no en 1917 o 1918 como consta en muchas publicaciones.

La segunda etapa tranviaria para el trenet del Grao llegó a partir de 1973, cuando para mejorar la explotación la estatal FEVE (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) puso en servicio, principalmente para esta línea y la de Rafelbunyol, tranvías sobre bogies y caja de aluminio adquiridos de ocasión a la red de vecinales de Bélgica. Entre Pont de Fusta y Grao los populares Fabiolos circularon hasta que el 31 de enero de 1990 fue suprimida la línea férrea para transformarla en tranviaria e reinaugurar la Metrovalencia con nuevos vehículos, que en buen estado siguen en servicio, el 21 de mayo de 1994. Si a los cien años de su electrificación le descontamos los cuatro años y poco más de tres meses de las obras de transformación, en casi la mitad del tiempo desde 1917 los servicios entre Pont de Fusta y Grao han estado atendidos con tranvías.

La sección entre Grao, Pont de Fusta y Marxalenes fue abierta al servicio con tracción vapor el 8 de julio de 1892 formando parte del proyecto “Ferrocarril del Grao de Valencia a Bétera por Moncada con ramal a Rafelbunyol”. Por ello, mañana mismo, el edificio de La Estacioneta, por la que tantos millones de viajeros han pasado, cumplirá 125 años.

Texto: Esteban Gonzalo Rogel

jueves, 6 de julio de 2017

LA LONJA DE LA SEDA



“Había en la espaciosa plaza del Mercado, según opinion de los Historiadores, un Palacio ó Casa magna de la Infanta Mora hija de Muley Rufat, de cuyo sitio se fabricó un espacioso lugar para la contratacion de los Mercaderes, vulgarmente dicha Lonja, en el año 1482; en ella habia sus cortes y juzgado para la direccion del trato mercantil: permaneció aun en los últimos años en el comercio de la seda; pero con la ocasión de la turbación y lamentable ruina de las pasadas discordias entre esta Monarquía y el Imperio de Alemania, se estableció para Quartel principal de la Milicia, desde cuyo tiempo y por este motivo se entiende al presente el principal Quartel. 

Es fábrica magna y excelente, cuya grandeza, tanto de su ámbito principal, quadras y salon, como lo heroyco y elevado de sus columnas, se hace admirable entre las grandes fábricas de esta Ciudad.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

miércoles, 5 de julio de 2017

LA CASA DE CORREOS: UN PRIMER CONCURSO FALLIDO

Proyecto de D. Leopoldo José Ulled

El 11 de noviembre de 1915 fue la fecha elegida para la colocación de la primera piedra sobre una parte del solar del desaparecido Barrio de Pescadores, donde se iba a construir la Casa de Correos, tal y como entonces se denominaba, nominación sencilla que nada tenía que ver con la que merecidamente ostentosa, y tras su puesta en marcha, sería conocido como el Palacio de Correos y Telégrafos.

En un principio había sido adjudicado el proyecto al joven arquitecto Leopoldo José Ulled, por unanimidad del jurado, dispuesto para la construcción de un edificio que en 1912, año del concurso, se estimaba con un coste de un millón y medio de pesetas. Los concursantes Miguel Angel Navarro y Francisco Borrás, obtuvieron ambos un accésit de cinco mil pesetas.

Sin embargo, la superficie del solar no era la adecuada para la ubicación del proyecto premiado. Nadie, por parte del Ayuntamiento, cayó en este detalle, por lo que no se podía llevar a cabo su ejecución. Se pensó entonces en otro nuevo solar, más amplio, el del antiguo Convento de la Presentación en las inmediaciones de la calle Culla.

Archivo Municipal

Finalmente se acordó llevar a cabo un nuevo concurso, y en esta ocasión, en diciembre de 1914, fue elegido el diseño del zaragozano Miguel Ángel Navarro con un premio de 25.000 pts, mientras que los arquitectos Dicenta y Tarragó lograron un primer accésit con 5.000 pts, la misma cantidad obtuvo el arquitecto Ulled con un segundo accésit, cuando dos años antes había sido el premiado. En representación del premiado iba a dirigir la obra el arquitecto valenciano Francisco Almenar, mientras que Porta Hermanos sería la empresa constructora con un presupuesto, en esta ocasión muy similar, de 1.547.919 pts. y con un plazo de ejecución de treinta meses.

Desde aquel instante de la colocación de la primera piedra con gran asistencia  de personalidades, tendrían que pasar ocho largos años, pues habría que esperar al mes de junio de 1923 cuando el Ayuntamiento, dueño del solar, daba cuenta de la terminación de la obra, acordando designar la correspondiente comisión para su recepción inmediata. Lo fue a efecto en la primera semana del mes de julio en un acto que no tuvo solemnidad oficial, pero sí de eficaz gestión burocrática cuando en aquellas semanas el alcalde Sr. Artal, en sus frecuentes viajes a Madrid, realizaba gestiones para la obtención del presupuesto para los gastos de mobiliario y otros enseres, necesarios para la entrada en servicio del nuevo centro de comunicaciones que tuvo la consideración de magnífico. 

Palacio que pasaría a poder del Estado que tenía presupuestados para este fin dos millones doscientas cincuenta mil pesetas.

martes, 4 de julio de 2017

CORTE DEL AMOTACÉN



“Empezó este oficio en el año 1520. en cuyo tiempo situaron el Tribunal junto á Santa Catarina Mártir, en la casa en donde nació San Lorenzo Mártir, segun opinión mas probable, en donde al presente está la Capilla de nuestra Señora de la Paz, segun Ballester Historia del Santo Christo de San Salvador: y habiendo deliberado la Ilustre Ciudad plantear su Tribunal enfrente de las Carnicerías, en la calle de la Platería, cerró la comunicacion de una calle que de antiguo habia, y formó allí su Tribunal, como hoy se ve, y entonces en la sobre dicha Iglesia fabricaron la Capilla en que está nuestra Señora de la Paz”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

lunes, 3 de julio de 2017

LA REFORMA DE LA GLORIETA

Archivo Municipal - 1930 Ca.

La calle de la Paz que llevaba más de veinte años abierta y con la motorización en aumento necesitaba una salida directa hacia el Llano del Remedio. El año anterior se habían iniciado las obras de una importante reforma que dejaría a la Glorieta sin vallas. Y en su transformación, con un corte central en amplia calzada dispuesto para dejar mejor comunicada la llamada a figurar como la calle "más bonita de Valencia", cuyo elogio permanece intacto.

Pero se iniciaba el año 1927 y desde el periódico El Pueblo se lanzaban agudas críticas al alcalde Marqués de Sotelo a quien se le preguntaba con frecuencia por el retraso de las obras. 

En febrero la pregunta era muy directa: ¿Cuándo va a darse cima a la reforma de la Glorieta?  en el mismo instante en el que se estaban colocando alrededor de la fuente del Tritón unos bancos de piedra. Y aunque el cronistas realzaba que presentaban "algún carácter", el ritmo de las obras era muy lento. Consideraba muy importante la instalación frente a la plaza de Tetuán, en el chaflán de la Glorieta, de una reproducción del canapé de piedra que en ese momento estaba en los Viveros y con anterioridad a la entrada de Valencia por el paseo de la Pechina, o bien, el traslado de los bancos que se hallan enterrados en esta zona. También denunciaba el periodista el lamentable estado que ofrecía la zona frente a los cuarteles de Artillería. 

Esto era en febrero, pero a principios de julio el Alcalde pedía explicaciones a los arquitectos municipales, interesado por el culpable del "desaguisado que ofrecía la Glorieta",  toda vez que aún no estaba adoquinada la calzada frente a los acuartelamientos, cuya mitad de la calle General Palanca estaba como olvidada. Tampoco entendía la apertura de zanjas en lugares donde la pavimentación cumplían su misión y que no se hubiese tenido en cuenta en un principio las conexiones con el alcantarillado.

Finalizaba el año y el Marqués de Sotelo estaba a la espera del derribo de una parte del Cuartel de Artillería que haría posible finalizar con la reforma definitiva de la Glorieta.

En la postal vemos el aspecto que ofrecía la Glorieta tras la reforma, donde se aprecia la división en dos de su ajardinamiento.

domingo, 2 de julio de 2017

CORTE DE LA GOBERNACIÓN



Nota.- Con anterioridad al siglo XIV los oficios estaban ubicados en casas cercanas a la Catedral. Construida la Casa de la Ciudad, se utilizaron sedes próximas como la casa “Corte de la Gobernación” y la casa “Corte de la Real Audiencia”.

sábado, 1 de julio de 2017

"ROBA TRADICIONAL VALENCIANA" - IV



Como siempre, ha sido el hombre el más perjudicado en cuanto a la moda se refiere; no por esto quiere decir que no ha tenido una presencia específica y elegante, vistosa y digna de toda mención.

LA CAMISA

La camisa está elaborada en telas caseras para el cuerpo y en telas de botiga para el cuello y las mangas, como la de la mujer. También está confeccionada de una pieza sin canesú y hasta bien entrado el siglo XX no se abrirá por la parte delantera como hoy la conocemos, dejando una pieza en el pecho ornamentada en bordados llamada pitera,  muy en boga en el siglo XIX y por medio de pliegues y fruncidos en el cuello en el siglo XVIII.

LES CALCES

Coinciden en todo con las de la mujer; se modifican única y exclusivamente para ir mucho menos guarnecidas y siendo normalmente de colores lisos, coinciden en la largaría en la “dels  calçons”, convirtiéndose en calcetines, cuando el calzón se alarga hasta el tobillo.



SARAGUELLS

Pieza que muchos autores opinan de uso interior y que en las faenas del campo se gastará exteriormente confeccionada en lienzos caseros y de anchura muy diferente según comarcas y épocas. Llegaron a la rodilla, e incluso un poco menos, replegándose todo su vuelo a la cintura por medio de un cordón que atraviesa toda la anchura del “saraguell”; sale al exterior por medio de ojales en la banda central.

Ocasionalmente aparecen otros de colores oscuros, confeccionados normalmente en lana, conocidos como  ”negrilles

Tanto unos como otros, llevan una pieza cuadrada entre las perneras denominada “cuadraet”, parecida a la colocada en los sobacos de las camisas, para dar más libertad a los movimientos.

También encontramos y como piezas más íntimas, los calzones interiores, confeccionadas en hilo o algodón, que coinciden en la elaboración de los “calsçons”, cambiando única y exclusivamente en la forma de cerrarse, que dejan una abertura en forma de bragueta y que irán replegados a las rodillas por medio de lazos. Estos calzones que en el siglo XIX se harán más largos y rayados son, lo que podríamos decir, los padres de los actuales “calçotets”.

También sabemos que existían unas piezas nominadas bragas, que no podemos describir, ya que no se han encontrado piezas antiguas, solamente tenemos referencia por las documentaciones escritas.

ELS CALCONS.

Son las piezas que protegen las piernas y las encontramos de diferentes medidas dependiendo de la moda del momento. Confeccionadas en toda clase de telas, desde la más fina seda, hasta la más fuerte de las lanas, así como de colores variadisimos, y que hasta el final del siglo XIX son lisos, dejando la fantasía de cuadros, rayas, etcétera, para, cuando por la moda, se alargan hasta los tobillos.

Hasta el siglo XVIII sobrepasan un poco la rodilla y se cogen a esta por medio de un cordón o cinta que se pasa por un doble hecho en la tela.

La construcción de estos va a ser siempre parecida, dejando una amplia banda por la cintura que recogerá todo el pantalón, se abotonará por delante dejando una abertura en la banda de atrás que será sujetada por medio de cordones.

Hasta el siglo XX no aparecerá la bragueta como hoy la conocemos, cerrando la parte delantera por medio de una tapa que tan solo continuarán utilizando los marineros.

Publicado por “Mes a Mes” que fue editado por la Asociación Cultural "El Portalet"

viernes, 30 de junio de 2017

CORTE DE LA REAL AUDIENCIA



Nota.- Con anterioridad al siglo XIV los oficios estaban ubicados en casas cercanas a la Catedral. Construida la Casa de la Ciudad, se utilizaron sedes próximas como la casa “Corte de la Gobernación” y la casa “Corte de la Real Audiencia”.

jueves, 29 de junio de 2017

MEDIO SIGLO SIN TRANVÍAS PEQUEÑOS EN VALENCIA

Colección Juan B. Cabrera

Los tranvías pequeños, los de dos ejes, dijeron adiós a Valencia el día 5 de enero de 1967, cuando realizaron sus últimos viajes los vehículos que atendían a la línea 16 entre las barriadas de Abastos y Sagunto. Inaugurada el 28 de junio de 1948 para facilitar los desplazamientos al nuevo mercado de abastos y a la barriada que crecía en su derredor, fue la última línea construida y la de vida más corta. 

Dejaron de rodar por la calles de Valencia los tranvías de las series 100 y 200 y todos los remolques, quedando en servicio solamente los vehículos de la serie 400, zeppelines y mastabas sobre bogies. El 16 circulaba alternando con y sin remolque. 

Los tranvías eléctricos fueron sustituidos por autobuses, que entre las Torres de Serranos y la calle San Vicente, realizaban el mismo itinerario que los tranvías, mientras que en el trayecto del centro hacia la calle de Sagunto, sustituyeron el tramo de Campaneros y Micalet por el más largo por las calles Paz y Comedias, plaza San Vicente Ferrer, calles Trinquete Caballeros y Palau, y plaza de la Almoina para salir a la plaza de la Vírgen tras pasar bajo el puentecito Catedral-Basílica. Recorridos con variaciones posteriores hasta la supresión del servicio público por la plaza de la Vírgen y calles adyacentes.

Archivo del Museo Vasco del Ferrocarril

Un adiós de las cuatro ruedas definitivo para el servicio público, porque todos los vehículos que ruedan desde 1994 por los nuevos trazados son articulados y descansan sobre bogies, pero no para el turismo, ya que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana tiene previsto que comience a circular los domingos de este año, aunque sin fecha de inicio concretada, el restaurado coche motor 216, supongo que con su remolque 206, aprovechando que tanto el ancho de vía como el voltaje actual son los mismos que en las antiguas líneas de tranvías.

Será “Un Tranvía a la Malvarrosa”.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel                    

miércoles, 28 de junio de 2017

EL ALMUDÍN



“Sobre las ruinas de un antiguo alcázar morisco se labró este edificio para el comercio de trigo, por el año 1517. 

Está abierto todos los días, excepto los domingos y los miércoles, desde las ocho a las doce de la mañana, y de dos a cinco de la tarde.”

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.

martes, 27 de junio de 2017

PLACA A LOS HÉROES DE LA INDEPENDENCIA


Archivo Municipal

1908 - Se celebraba justo el primer centenario desde aquel grito del “Palleter”, Vicente Domenech,  en la “plaza de les Panses” y Valencia entera tenía ganas de celebrarlo por todo lo alto.

Lo Rat Penat,  y bajo su batuta, fue la entidad que recordó la gesta en una iniciativa a la que se sumó toda la vida social, cultural, religiosa, política, universitaria e  institucional en suma, con todos sus estamentos que se fue congregando en el domicilio de la entidad de la plaza Manises, donde su presidente, el barón de Alcahalí, fue el gran anfitrión.

La marcha se inició a las once y diez minutos de aquel domingo 28 de Junio y para la relación de todas las entidades que acudieron, su extensión excede la pretensión de esta entrada. Una comitiva que se iniciaba por una pareja de guardias municipales a caballo y la bandera de “Lo Rat Penat” y que se cerraba con una banda de música del Regimiento de Mallorca, y un piquete del mismo con secciones de artillería, ingenieros y caballería mandado por oficiales.

Con gran afluencia de gente se recorrieron las calles y plazas de los Hierros, Constitución, Miguelete, Zaragoza, Reina, San Vicente, Emilio Castelar y Sangre, donde el alcalde sr Maestre se sumó  al acto con la bajada según su costumbre desde el balcón Consistorial de la Senyera, con vivas a Valencia y a España, todo en un ambiente muy solemne, pero también entusiasta y emotivo.

Y por las calles de la Sangre, San Vicente, San Fernando, Mercado, Ercilla y Lonja, se llegó a la plaza de les Panses donde desde una tribuna al efecto, el barón de Alcahalí recordó el grito del Palleter, encumbrando su significado para descubrir una lápida frente a la Iglesia de la Compañía fijada en el cerco de La Lonja.

No terminó ahí el emotivo acto, pues por la calles de Cordellats, plaza del Mercado, Bolsería y Cuarte, la comitiva alcanzó las torres de Quart, donde se repitieron las emociones, con la colocación de un placa en recuerdo de la resistencia de los valencianos al acoso artillero de las tropas del general Moncey a la ciudad amurallada.

Las heridas pétreas sobre las torres son un homenaje permanente, un eco al grito del Palleter que jamás se extingue.

lunes, 26 de junio de 2017

CASA DE LA HARINA



“En el año de 1517 como expresa Lop en la fábrica de Murs é Valls se empezó á labrar el Almodin ó Alhondiga para el comercio del trigo, en donde labrado se formó su tribunal, en que preside un Guardian y otros Oficiales. En este sitio ó cercanías, dice Diago que antiguamente estaban las Carnicerías y el Corral del Matadero.

Cerca de esta Alhóndiga se labró al mismo tiempo otra estancia para el peso y despacho de la harina, cuya fábrica, como la antecedente, son capaces quanto son necesarias para su establecimiento.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

domingo, 25 de junio de 2017

LA FALLA DEL MUNDIAL DE 1982


Foto de Esteban Gonzalo

1982 - Cuando Valencia fue designada subsede del mundial de fútbol de 1982, con la particularidad que aquí jugaría sus primeros partidos la selección española, el ayuntamiento capitalino quiso festejarlo con dos monumentos: uno para perdurar, representado por una escultura de Andreu Alfaro que destaca grandemente en el centro de una rotonda de la avenida de Aragón, y otro efímero, una falla de 30 metros de altura que realizó el artista Vicente Luna y fue plantada el 19 de junio frente al Ayuntamiento.


Foto de Esteban Gonzalo (1982)

Cuando tras apuros consiguió la selección española pasar a octavos de final, el presidente de la Federación Española de Fútbol quería que los jugadores partieran hacia Madrid al finalizar el partido que habían perdido contra Irlanda del Norte en el entonces Estadio Luis Casanova (actual Mestalla), para que no se desconcentraran en actos lúdicos. Según el diario Las Provincias se llegó a un acuerdo y el 25 de junio se quemó la falla del Mundial con los jugadores en el balcón consistorial.

Foto Agencia EFE

El monumento efímero fue una glorificación del deporte del balompié, siendo la parte principal un atlante cargado con el globo terráqueo. Contra las críticas sobre la mala calidad de los acabados contestaron que el artista sólo tuvo cuatro meses para proyectar la falla y construirla.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...