lunes, 20 de mayo de 2024

ENTRE PALACIO Y PALACETE

 


Hay que tratar esta fotografía como una ensoñación, desconectando de la realidad, dejándose llevar por la imagen y el pensamiento que recrea una emoción por lo que fue, en algunos casos aplaudido, en otros abucheado, pero siempre fiel a la historia de un lugar en Valencia.

Sobre la huerta valenciana, Juan Bautista Romero (Marqués de San Juan), comprando los terrenos cercanos al Turia en 1859 hizo unos preciosos jardines románticos y los dotó de un palacete de reposo. Vallado tomó el familiar nombre  de L' Hort d'en Romero.

El Palacio de Ripalda llegó años más tarde, para el recreo de la condesa, aunque solo lo disfrutó cuatro años. 

Un tándem perfecto junto a la Alameda y los Jardines del Real de finales del siglo XIX.

Una romántica fotografía muestra la tranquila imagen del hombre apoyado sobre una estaca de madera leyendo la hoja de un diario de la época. Pudiera ser La Voz Pública, diario político de la tarde, o quizás el humor de El Diablo o El Zancudo. Una fotografía ocupada en su mayor parte por el Palacio de Ripalda, dejando insinuar tras él el palacete de Monforte y sus jardines. Un camino de tierra de lo que en estos momentos es la calle General Elío, y anteriormente calle Fernando el Católico.

El ficus de Ripalda nos podría hablar de ello.

Texto de Amparo Zalve

sábado, 18 de mayo de 2024

UNIVERSIDAD-SAN FRANCISCO. REAL COLEGIO SEMINARIO DEL CORPUS CHRISTI O DEL PATRIARCA

 IGLESIAS, CONVENTOS Y MONASTERIOS DE VALÈNCIA

El Conjunto del Real Colegio Seminario del Patriarca ocupa toda una céntrica manzana del Barrio de la Universidad frente a la antigua Universidad Literaria, en la que se incluye Iglesia, capilla, museo, campanario, espadaña, claustro, refectorio, colegio, aulas, etc. En la foto de mediados del siglo pasado se ve el campanario de la Iglesia y la espadaña de la Capilla.

Vista frontal del Colegio del Patriarca ca. 1955. Foto autor desconocido. Remember-València, pg 1666.

El conjunto fue mandado erigir por el patriarca San Juan de Ribera y su construcción duró entre 1586 y 1615. Se trata de un claustro alrededor del cual se reúnen el resto de partes integrantes. Su dirección es Plaza Colegio del Patriarca, nº 1, y a ella da la puerta principal, el campanario y un alto ventanal protegido por una gran reja.

Campanario y reja de la Iglesia del Colegio. Foto E. Goñi, febrero 2019.

Interesante la visita a la Iglesia decorada con frescos, al Claustro y al Museo en el que además de tapices hay una impresionante colección de pintura religiosa, tenemos también el cocodrilo que apareció en la obra de construcción del Mercado Central, al menos así me lo contaron siendo yo pequeño en una visita colegial.

Vista de la puerta trasera. Foto E. Goñi, febrero 2019.

En la parte trasera hay otra entrada al Colegio en un pequeño patio, protegida por un murete que soporta una hermosa reja del siglo XIX y decorativas pilastras con remates formados por pirámides. Recomiendo consultar horario de misas con Canto Gregoriano si disfrutas la música de órgano y el canto coral.

Un paseíto por el centro y llegamos al Colegio del Patriarca.

Texto de Enrique Goñi Igual.

jueves, 16 de mayo de 2024

PAISAJES CAMBIADOS. DE SUPERFICIE A SOTERRADO.

 
Unidad 3607-6657-6607 en 1985.- Esteban Gonzalo

Fotografía realizada el 29 de enero de 1985 al automotor eléctrico 3607-6657-6607 del trenet, gestionado entonces por la estatal Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE), cuando por la calle Campos Crespo había llegado a la confluencia con la avenida Gaspar Aguilar, cerca de su final de viaje en la estación ubicada en los números 18 y 20 de la avenida César Giorgeta de Valencia. (valenciaenblancoynegro.com 20-11-2018).

Iba sobre una vía pegada al máximo a dos edificios del lado sur, construidos en 1978 y 1984, respectivamente, para permitir la excavación de una zanja, posteriormente cubierta para contener la vía doble del trazado soterrado que desde el 8 de octubre de 1988 unió bajo viarios de Valencia los ferrocarriles procedentes de Bétera y Llíria en el norte urbano con el que sólo llegaba hasta Alberic desde 1982.

El mismo lugar en 2023.- Esteban Gonzalo

Situación provisional durante siete años, ya que las obras fueron iniciadas en agosto de 1981.

En la instantánea tomada el 3 de julio del año pasado desde el mismo lugar que en 1985, la calle está pavimentada, con seto central, circulación rodada, y edificios donde hubo solares y una fábrica con alta chimenea de ladrillos.

Donde estuvieron las dos vías, una para cada sentido de la circulación, y sobre la losa del túnel: un camión, un Seat 850, un Simca 1200, y delante de él un coche sin identificar. También vehículos ante la fachada del edificio del número 4 construido en 1980.

Los citados automotores eléctricos fueron construidos por Balcock&Wilcox de Bilbao e iniciaron su andadura por la línea de Valencia a Villanueva de Castellón, entonces hasta Alberic, el 10 de diciembre de 1982. Tras la inauguración del enlace soterrado ampliaron sus recorridos, principalmente hasta Paterna y Llíria en el norte, y los recortaron hasta Torrent en el sur.

Finalizaron su vida activa en el 2008 y la unidad 3604-6654-6604 está guardada en los ex talleres de Torrent.

Texto de Esteban Gonzalo

martes, 14 de mayo de 2024

PLAZA DEL AYUNTAMIENTO: UNA LLAMADA AL BUEN GUSTO

 

La entonces plaza Caudillo de mediados los cincuenta se nos antoja hermosa. La arboleda se ofrece cual cenefa vegetal en todo su esplendor. A pesar de ocultar los accesos de ascenso a la tortada de Goerlich, no le resta un ápice de belleza a la perspectiva que muestra la plaza, en todo caso la mejora.


El Gran Hotel y Fonda España llamado a desaparecer a la espera de un nuevo edificio que armonizara con el resto, una vez desaparecida la Bajada de San Francisco, no iba a ser más que una asignatura pendiente que ha llegado ha llegado a nuestros días, sustituido por un "edificio horroroso" como señal de mal gusto.


A la espera en la actualidad de que una nueva transformación de la plaza consistorial se lleve a término, surge el recuerdo de la obra de Goerlich, y voces sensibles claman porque el sello de su “tortada” de una u otra forma impere en su entorno.


De lo que no hay duda es de la necesidad de una inmensa arboleda como lugar de sombra al paseante que en todo caso y en su belleza serían luces de esplendor al centro neurálgico de la ciudad.


Nuestra plaza del Ayuntamiento merece este trato y los actuales munícipes deberían estar a su altura.


domingo, 12 de mayo de 2024

EL TIEMPO PASA PARA EL TAPIZ DE LA VIRGEN

 

Tapiz de 1905

Aunque la primera demostración gráfica obtenida del tapiz ofrecido a la Virgen de los Desamparados data del año 1905, se tiene conocimiento de que en 1904 ya se alzó un tapiz floral en la fachada de la Basílica. La referida del año anterior se debió al año jubilar, definición dogmática de la Inmaculada Concepción.

El obrador del barroco tapiz de 1905 fue Julio Cebrián Mezquida, que usó flores sin deshojar para un tapiz que a poco que nos fijemos en la fotografía nos dará la impresión de un escapulario, con la Virgen encriptada en una hornacina, custodiada por dos alargados ángeles y rematada por una gran corona, que para eso es reina. Se completa con la imagen de nuestros dos santos, uno a cada lado, los dos Vicentes, San Vicente Ferrer, el del “ ditet”, y San Vicente Mártir, el de la cruz de aspa en la espalda o cruz de San Andrés, que no es una cruz en realidad a su espalda, sino que representa un instrumento de tortura. Esta vez no llevaba la palma. Luego el armazón se usaría para tapices posteriores

Tapiz de 1910

Fue en el año 1910 cuando el tapiz ya tomó costumbre para el dia concreto.                                                                   

Tapiz de 1917 
                                                   
                                                             Tapiz de 1923

En 1923, año de la coronación de la Virgen, por el beneplácito del Papa Benedicto XV, en el tapiz no la custodiaban ni ángeles ni santos, tan solo estaba Ella, la reina absoluta, en un templo entre columnas más bien de tipo toscano. Y consecuentemente la corona para su coronación.


Con el tiempo el estilo barroco y la hornacina ya no era, y la homogeneidad se hizo evidente.

                                                              Tapiz de 1961

Miles de musgo y flores, como los claveles, siemprevivas, amarantos, acacias, alhelíes, capuchinas, rosas, y una largo etc. han engalanado la imagen de la Virgen arropada por santos, ángeles, personajes egregios como el Padre Jofré, Fernando el Católico, Jaime I. Papas , como Alejandro VI, Pío XII, Juan XXIII, y hasta el rey Juan Carlos y la reina Sofía.


Texto de Amparo Zalve

viernes, 10 de mayo de 2024

CUPÓN REGALO COMERCIAL

 CURIOSIDADES


Recordáis aquellos tiempos en los que por cada compra que hacías en una perfumería, paquetería o droguería, que por cierto eran comercios muy utilizados y algunos otros establecimientos que no recuerdo, te entregaban unos sellos de color rojo con un león bajo y el rótulo CUPON REGALO COMERCIAL y un valor de 25céntimos y 1peseta de acuerdo con lo comprado. Una vez en casa esos sellos o cupones los pegabas en unas libretitas con espacios concretos para cada valor, libretas que cuando las tenías llenas podías ir a la central del Cupon Regalo en la calle de Marqués de Sotelo y allí podías canjear las libretas y una módica aportación económica para adquirir básicamente objetos de cocina como ollas, pucheros, vasos, etc.


Propaganda de los años 40 del C.R.C. Remember-València, pg 206, tercer millar.

Eso era un sistema como cualquier otro de fidelizar la clientela con un premio, poco a poco la inflación se fue comiendo las cifras del valor de los cupones llegando a valer por 10, incluso 25 y 50pesetas y consiguió que desapareciera ese sistema de captación de clientela.

Sellos de última época de 10pesetas.

Recuerdo haber ayudado a rellenar esas libretas e ir con mi madre a canjear en la sede de Marqués de Sotelo e incluso en sus últimos tiempos el traslado del punto de cambio a una planta baja en el entonces nuevo edificio llamado “Finca de Hierro” donde acabó cerrando ese curioso sistema del Cupón.

Sello de 25pesetas.

Texto de Enrique Goñi Igual

miércoles, 8 de mayo de 2024

LAS TORRES DE SERRANOS CON LATAS DE REFRESCOS Y LAS DE QUART CON VARETAS

Fachada carpa Virgen de la Cabeza-José María Mortes Lerma.- 2004.- Esteban Gonzalo

En fallas del año 2004 los falleros de la comisión Virgen de la Cabeza-José María Mortes Lerma fueron noticia con la espectacular fachada que construyeron para su carpa, la fachada exterior de las Torres de Serranos con casi cuatro mil latas de un popular refresco. Según Rosa Carsi, Presidenta de la Falla 2024, un año recogiendo latas del refresco.

Fue una iniciativa del fallero Manolo Sobrina (qepd) a quien ayudaron otros miembros de la Comisión pegando y montando los envases metálicos para la alta estructura.

Popularmente comisión Canyes i Fang, ya que fueron nuevas edificaciones en terrenos de huerta, a la que solo le faltan tres años para su quincuagésimo aniversario.

Falla Doctor Sanchis Bergón-Turia 2019.- Esteban Gonzalo

Y en el 2019 las otras torres monumentales, las de Quart, fueron reproducidas con la modalidad de vareta por el artista Juanjo García en la falla que plantó en el cruce de las calles Doctor Sanchis Bergón y Turia, la comisión que en el año 2027 festejará el centenario de la primera falla plantada en su demarcación.

Torres con un tranvía disco 7 “Ruzafa-Mislata” pasando bajo el arco de la puerta. Coche motor 127 de la serie cien, habituales de la línea 10 y esporádicos en la del 7, donde los servicios eran mayoritariamente realizados con coches motores de la serie 200 con un remolque cerrado en invierno y una jardinera en verano.

Las varetas son tiras de madera de chopo o de coníferas entre 5 mm y 1,5 cm. de grosor que las humedecen para facilitar su curvatura.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

lunes, 6 de mayo de 2024

LA CALLE JATIVA, ANTE SU CAMBIO DE PIEL

 


Este es el aspecto que ofrecía la calle Játiva en los últimos años de la década de los veinte del pasado siglo.

La estación del Norte ocupaba su nuevo espacio desde 1917 y en la Avenida de Amalio Gimeno el cine Rex venía ofreciendo sus espectáculos desde 1923, con su inicial nombre de Gran Teatro y sus funciones de ópera. El Luis Vives estaba a la espera de que en los solares próximos se alzaran nuevos edificios que iban a dar modernidad a una de las zonas con más futuro de la ciudad, comunicado a su espalda con la plaza de San Agustín a través del Cobertizo de San Pablo, llamado a desaparecer por su lúgubre aspecto.

Vemos en la foto el Convento de Jerusalén entre la calle con su nombre y la de San Vicente, que había sido fundado en 1500 bajo la custodia de la Orden Franciscana de Gandia.

Desde la Iglesia de San Agustín se estaba en la creencia del proyecto Aymami que iba a comunicar la plaza en una nueva avenida con su final ante el Puente de San José.

La Terraza Imperio aún no le había llegado la hora, de cuando los derribos a espaldas del Gran Teatro, que tomaría su nombre por una gasolinera en la zona, y luego desplazada a la Gran Vía Ramón y Cajal.

Tendrían que pasar tres décadas para que la Finca de Hierro, como palo mayor de la zona, abriera sus alas al viento con una transformación urbana que nos fascina.

sábado, 4 de mayo de 2024

POCO TIEMPO HABIA PASADO DESDE QUE SE INAUGURÓ

 

        
A primera hora de la mañana la tía Tomasa, como todas las mañanas por devoción, entraba en la plaza. No solo por llevarse los primeros cogollos y las primeras judías de la parada del mercado, no le gustaba el “rebuch“, sino que también era una de las únicas posibilidades para salir de casa. Enlutada desde hacía unos años cubría su cabello con un pequeño velo negro, porque del luto no se podía quitar, por su hermano que había fallecido hacía un año y por los dos meses pasados que el tío dejó tierra.

Disfrutaba de ver como un matrimonio pasaba contento muy cerca de ella. Afloraban los recuerdos a su mente, pero solo los bonitos, tal cual veía a la pareja reflejaba en sus caras la de su pobre Matías y la de ella, cuando tan solo hacía cinco meses pasaban casi a diario por la plaza.

No habían tenido hijos, pero le hubieran gustado. ¡Así sería como iaia! Exclamó al ver a un pequeño niño que se paraba delante de su abuela a la vuelta del mercado para observar una pequeñita chapa reluciente entre dos adoquines.

-¡Por ahí va la sirvienta de la Patro! Se cree que no la he visto porque sabe muy bien disimular. Que su señora la envía al mercado pronto para que llene la cesta con lo más fresco, pero ella, la muy avispada, la hace rápidamente, porque sabe que en la puerta de la camisería esta Leopoldo que la pretende.

Los puestos de flores adosados a la fachada estaban vacíos. Al menos los de la otra parte sí que los tenían abiertos, y ella hoy quería hacerse una copia de la llave de la puerta de su vecina, por eso de si les pasaba algo por estar solas y viudas. 

Y ahora tocaba subir las escalinatas, por la parte izquierda y bien agarrada.

Texto de Amparo Zalve

jueves, 2 de mayo de 2024

LOS DE LA PIANOLA

TIPOS Y OFICIOS

Hasta los años 50 del pasado siglo XX era habitual en mañanas o tardes de primavera y verano, cuando ya dejábamos los balcones o ventanas abiertos oír el agradable sonido de un pasodoble, un pegadizo tema de alguna zarzuela o el cuplé de moda sonando desde una pianola.

La pianola que funcionaba con una manivela giratoria colocada en la parte izquierda de un piano montado sobre un carro habitualmente cubierto con una lona nos daba esos conciertos, agradables si la persona que le daba vueltas tenía algo de gracia, ya que si no daba pena oírla. Como vemos en la foto el carro iba tirado por un burrito. En algún caso el conjunto carro, burro y pianola era propiedad de las personas que llevaban el carro, pero otras veces era alquilada.


Foto autor desconocido, ca. 1950. Rimember-València, pg 322 del tercer millar.

Los actores de la música solían ser dos o tres. Uno el de la manivela y el segundo y tercero si lo había eran los encargados de recoger la calderilla que los oyentes (en general las vecinas) les daban tirandola desde ventanas y balcones en premio a su buen hacer musical, y también la calderilla que les dejaban caer en los botes o bandejitas que agitaban a las personas que pasaban por la calle.

Texto de Enrique Goñi Igual

martes, 30 de abril de 2024

EL AUTOBÚS DE OLBA EN VALENCIA

 

Valencia.- Gran Vía Ramón y Cajal.- 1984.- Esteban Gonzalo


Entre 1927 y 1960 un pequeño autobús con motor Chevrolet a gasolina, carrocería de madera y pintado de color blanco, fue el enlace entre Olba, municipio turolense, y la estación Rubielos de Mora, situada junto a la Venta del Aire, en la línea férrea entre Valencia, Calatayud y Zaragoza.

La Paloma, su denominación popular, recorría los 15 kilómetros de la carretera comarcal inaugurada en 1921, hasta que en 1960 la recién creada policía de tráfico de la Guardia Civil, en el cruce con la carretera general le pidió el carné de conducir a Ramiro, quien les contestó que no tenía.

Vendieron el autobús a Francisco Revert, arquitecto coleccionista de coches antiguos de Valencia, quien participó con él en las anuales Rondas Falleras de Coches de l’Antigor, hasta que en los años noventa se lo vendió a un cuñado residente en Tarragona, que continuó participando en algunas Rondas, y adentrado este milenio vendió el vehículo a una empresa de transporte de viajeros por carretera de esa ciudad catalana, que lo tiene como emblema.

Valencia.- Avda. Marqués de Sotelo.- 2001.- Esteban Gonzalo

Al haber una diferencia de tres horas y media entre las llegadas de los trenes correo procedentes de Valencia y Zaragoza en los años cincuenta, supongo, ya que no he conseguido información sobre ello, que el autobús haría dos viajes de ida y retorno diarios entre Olba y la estación del ferrocarril para transporte de viajeros y correo.

La peculiar historia me la ha contado Miguel Antequera Borreda, que se jubiló, pero acude todos los días a Antequera Classic, tienda de coches de época en el Paseo de la Pechina, que atiende su hijo Javier. Allí está junto a reliquias históricas con motor y hablando con amigos y clientes.

Fue presidente del Club Automóviles Antiguos de Valencia, asociación fundada en 1966, entre los años 1989 y 2019.

En la fotografía de marzo del año 1984 el autobús está estacionado frente al número 61 de la Gran Vía Ramón y Cajal, actualmente con comercios y entidades diferentes a los que había entonces en todos los bajos, y en la imagen del 8 de marzo del 2001 está iniciando en la avenida Marqués de Sotelo su participación en la XXXI Ronda Fallera de Coches de l’Antigor.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

domingo, 28 de abril de 2024

DROGUERÍA LA CAMPANA

 

Aportación de Vicente Ramón Quiles

Corría el mes de enero de 1927 y los clientes de la Droguería de la Campana, S.A se vieron sorprendidos por la singularidad de unos regalos con motivo del inicio del año. Básicamente se distinguían por la fluorescencia de unos abanicos, lo que hizo que se formarán largas colas en la calle Jabonería Nueva, 7 que entorpecian el paso de los vecinos frente a la estrechez de la casa natalicia de D. Vicente Blasco Ibañez, tal y como se observa en la foto con el bajo Comercio de los Angeles, "La Casa de la Miel", un ultramarinos propiedad de D. Vicente Quiles.

Su propietario, d. Fernando Gómez Benavent, tuvo la feliz idea de presentar sus obsequios mediante un almanaque que se ofrecía con diversos aspectos entre los que sobresalía uno que representa un abanico confeccionado a base de litografía fosforescente y que en la oscuridad, se representaba el abanico en la pared con una luz misteriosa de ensueño.

El éxito de d. Fernando estaba basado en ofrecer sus productos con el procedimiento norteamericano de vender con el mínimo rendimiento económico para que en consecuencia las ventas fueran mayores, con una oferta de gran calidad que satisfacía a los clientes más exigentes.

Sus productos a disposición del ramo de pintores ofrecidos con la marca La Campana, eran la mejor garantía para los profesionales necesitados de pinturas, barnices y pinceles. Igualmente iban en cabeza las ventas de artículos de perfumería y tocador al igual que otros productos para atender las necesidades domésticas del hogar

Los mejores aliados del sr Gómez Benavent para el logro de sus objetivos eran su perspicacia y su dominio del comercio, junto a su modestia que día a día dispensaba al público tras el mostrador.

La Droguería de la Campana de la calle Jabonería Nueva, tras la apertura de la nueva avenida del Oeste, fue trasladada a un bajo del Edificio Balkis que daba a la calle del Pilar entonces, donde permaneció durante varias décadas y donde aún se visibiliza sobre el mármol de la fachada lateral el hueco de su anclaje.

Y yo me pregunto ¿Dónde estará en la actualidad esa campana? 

¿Alguien lo sabe?

viernes, 26 de abril de 2024

LAS DOS MITADES DE UNA FOTOGRAFÍA DEL AÑO 1865

 

Hace tiempo publiqué en este blog una entrada referida a esta fotografía (Una Alameda muy antigua), pero solo de una parte de ella, la mitad derecha, y ahora al juntar las dos mitades se produce la fotografía completa.

Esta antiquísima fotografía pertenece al año 1865 y fue realizada por Alfredo Esperon y hermano. Lo que no sabemos es qué hermano, ya que en ese momento tenía otros dos hermanos varones, Eugenio y Benjamín. Lo que sí es cierto que los tres estuvieron instruyéndose en el arte de la fotografía en el estudio de su cuñado, el gran fotógrafo de la época, Antonio Ludovisi, rotulado como “Ludovisi y su señora. Fotógrafos romanos” en esta ciudad.

La fotografía de ambos hermanos se hizo justo entonces, cuando estaban aprendiendo en el estudio, porque al morir el gran Ludovisi en 1875, Alfredo Esperon ya montó un estudio propio en la calle de las Barcas, segundo piso del número 13.

La fotografía es de formato estereoscópico de una panorámica de la Alameda en dos partes, cubriendo de lado a lado dos puentes de los más antiguos de la ciudad. Por la derecha el Puente del Real, y por la izquierda, y en primer plano el Puente del Mar. Capta una Alameda muy solitaria, con tan solo la aparición de tres transeúntes, dos paseantes y uno que se dirige en dirección del Puente del Mar, con un arbolado incipiente y un trazado con los restos de una vía anterior y que todavía permanecían allí.

Tras el paso del río se aprecia la todavía Ciudadela militar antes de su derribo y la flecha blanca marca la confusa vista de la Puerta del Mar. La Fábrica de Tabaco más allá a la izquierda y una insinuación del trazo de la muralla por la calle Muro de los Judíos, que actualmente es la calle Colón. Esto ya se reflejó también en otra entrada del blog, pero como recordatorio vuelvo a introducir la fotografía aquí abajo.

      Imagen de las murallas desde la actual calle Colón en una fotografía del año 1850

A continuación ya se ve todo el espectáculo de campanarios, cúpulas, y hasta el Cimborrio de la Catedral en la lejanía.

Texto de Amparo Zalve

miércoles, 24 de abril de 2024

SOBREELEVADO. CALLES PIZARRO - COLÓN

 MIRANDO HACIA ARRIBA

En la esquina que forma el encuentro de la calle de Pizarro y la de Colón existe una antigua finca de cuatro alturas que data de principios del siglo XX y que no hace mucho fue sobreelevada en dos alturas, pero en este caso el crecimiento fue muy retranqueado hacia la parte interior de la antigua terraza y no resulta fácil ver si hay viviendas o una piscina vecinal, aquí lo dejamos, pero haber hubo sobreelevación.

Vista desde la calle Pizarro. Foto E. Goñi, febrero 2024.

La vista siguiente desde Colón nos enseña el edificio con acceso por el patio nº 28, con muchos balcones y un par de miradores dobles todo muy de su época, con paredes de un tono tirando a rojizo que tiene un agradable contraste con el blanco de los balcones, miradores y cenefas que marcan cada planta y bien poco de la sobreelevación. Algo de vegetación, siempre agradable de ver, y parte de la segunda altura con forma de semicírculo con un frontal vidriado.

Vista desde la calle de Colón. Foto E. Goñi, febrero 2024.

Texto de Enrique Goñi Igual