domingo, 24 de enero de 2021

SOUVENIRS AGUILAR EN LA PLAZA REDONDA

Anverso de su tarjeta de visita.- Antigua Plaza del Cid.

Con fachadas al nº 17 de la Plaza Redonda y al 4 de la calle Pescadería está la tienda de Tomás Aguilar, la pionera en la venta de recuerdos donde pone València, y contribuyendo con ello grandemente a la difusión turística de la ciudad.

Tras quedarse viuda por tercera vez, Rosario Aguilar Gasión, decidió continuar el negocio de su último marido, Pedro Serrador Ortiz, que se remontaba a 1860, de venta de menaje en la Plaza Redonda. Negocio en el que sus hijos Jorge, Tomás y Amparo le ayudaron desde temprana edad.

Rosario Aguilar con una nieta.- Años sesenta.- Archivo familiar.

Persona inteligente y audaz, con una decisión digna de elogio, supo captar el momento oportuno y se dedicó a la variadísima gama de los recuerdos para visitantes y turistas. Y en muchos de ellos difundiendo el nombre de València que Jorge, hijo de su primer matrimonio con Gustavo, que desapareció en la guerra 1936-1939, pintaba en variados objetos.

Souvenirs Aguilar.- 2020.- Esteban Gonzalo.

Su hija Amparo Serrador Aguilar, fruto de la boda con Pedro Serrador, se retiró como ama de casa, y Jorge entró en Renfe, pero lo dejó, y se marchó a Noruega, donde vive jubilado.

Tomás Aguilar Aguilar, hijo del segundo matrimonio con Tomás Aguilar Benlloch, se casó con Vicenta Fletes Peiró, y continuaron con la tienda de recuerdos. 

Larga vida juntos, ya que se conocieron muy jovencitos en la Sala Torremar, que tenía la Falla Conserva-Berenguer Maloll en la calle Marino Albesa. 

Además de muy falleros, Tomás fue pionero del Grup de Mecha, el iniciador de Amics del Corpus, asociación que ha fomentado grandemente la recuperación de tradiciones y festejos de la Festa Grosa.

1990.- Viuda de Serrador y bar El Clot.- Francesc Jarque en Tiendas Valencianas.

Tomás se jubiló en el 2008, y desde entonces la tienda es atendida por su mujer y su hija Lucía. También estuvo su hijo Javier, pero actualmente se dedica a otra actividad laboral.

En su completísima exposición de artesanía, escudos heráldicos, socarrats, figuras y camisetas con el nombre de València, en el que fueron iniciadores, destacan las muñecas vestidas de valenciana que continúa fabricando Folk, una industria artesana ubicada en Onil (Alicante). 

La misma saga familiar, pero con diferentes nombres: Pedro Serrador Ortiz, Viuda de Serrador, Tomás Aguilar y Souvenirs Aguilar. 

Un acreditado comercio de Ciutat Vella que está a la espera que remita la pandemia del coronavirus y puedan venir con asiduidad cruceristas y otros visitantes.

Tomás y Vicenta con su hija.- 2020.- Esteban Gonzalo

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

viernes, 22 de enero de 2021

MIRAMAR. BATIFORA, PATRAIX

 MIRANDO HACIA ARRIBA

 Dibujo coloreado de la Batifora. Remember-València, pg 349 (III).

A finales del siglo XIX en las afueras de lo que fue el poblado de Patraix, junto a la acequia de Favara encargada de regar sus huertas, nos encontramos con mucha superficie vallada, que incorpora un gran edificio para la fabricación de seda, que se llamaba la Batifora. Del cual disponemos de un encantador dibujo coloreado, que podemos estimar de finales del XIX o principios del siglo XX, y nos da una idea de grandeza.

Podemos apreciar el Miramar y el edificio, tanto en el dibujo como en la foto de la puesta de la primera piedra de algo con gran afluencia de público, por toda la parafernalia presente debemos estar entre los años cincuenta y sesenta del pasado siglo.

 

Foto autor desconocido. Remember-València, pg. 824.

Personalmente tengo el recuerdo de haber aparcado ante las puertas de la fábrica, después de cruzar la acequia, cuando lo que fue una gran fábrica había perdido su trabajo original y estaba dividida en varias partes y en una de ellas visité un taller mecánico de fabricación de maquinaria para panadería. 

Foto autor desconocido. Vista actual de la Batifora. Remember-Valéncia, pg. 2060.

Afortunadamente para el edificio y sobre todo el Miramar, hace unos pocos años el conjunto fue adquirido por el Ayuntamiento de València y una vez rehabilitado se puso al servicio del barrio como Complejo Deportivo y Cultural de Patraix.

Texto de Enrique Goñi Igual.

miércoles, 20 de enero de 2021

ENTRADA LIBRE A LA EXPOSICIÓN DE "VALENCIA EN BLANCO Y NEGRO"

 

Valencia en el siglo XVIII desde San Pío V

El daguerrotipo se acaba de dar a conocer como primer procedimiento fotográfico en 1839 pero hasta ese momento solo podemos saber cómo era nuestra ciudad, Valencia, leyendo su historia o a través de sus documentos gráficos, en este caso los grabados, pinturas y dibujos que nos muestran escenas cotidianas de costumbres, historia pasada y su gran monumentalidad, alguna desaparecida.

La exposición, de entrada libre, comprende varias salas, habilitadas para el evento en el edificio  San Pío V, actual depósito de Intendencia. La mayoría de obras expuestas son de artistas extranjeros, viajantes aventureros, que quisieron mostrar al mundo las bellezas de nuestro país, y como no, la Valencia más histórica.

Sala 1:  

Grabado de Planes.

“Valencia, a paso largo, se recorre en hora y media. Desde la puerta de San Vicente, por la calle este nombre, calle de Zaragoza, Miguelete, plaza de la Catedral, callejones de la Inquisición, San lorenzo, hasta la puerta de Serranos, tiene de largo 990 pasos”

Manuscrito de 1780. Memoria de noticias.

Puerta del Real en Valencia

1820 - Litografía de Louis Albert Guislain Bacler

Paseo de la Alameda

1810 - Grabado de Alexandre De Laborde

Río y las murallas

1838 - Litografía de L. Haghe de un dibujo de George Vivian.

Las murallas de la ciudad a orillas del Guadalaviar. El gran edificio más allá del puente, la que era la academia en el momento San Pío V.

Vista de Valencia desde el camino que conduce al Grao

1808 - Grabado de Alexandre  De Laborde

  Sala 2:

Puerta de las Torres de Serranos

1844 - Grabado al acero de Gaucherel del Lemaitre

Plaza del Mercado

1812 - Grabado de Charles Lalaisse

Torre de Santa Catalina

1837 - Grabado por J.H. Kernot de un dibujo de David Roberts

Plaza de la Catedral

1838 - Grabado por J. Carter de un dibujo de Davi Roberts

Torre de Santa Catalina

1850 - Grabado en acero de Emile Bégin

La Catedral de Valencia

1824 - Litografía realizada por James Duffield Harding

Plaza del Mercado

1810 - Grabado de Alexandre De Laborde

Vista interior de la Lonja

1806 - Grabado de Alenxandre De Laborde

Paseo de la Glorieta

1880 - Autor desconocido

Procede de una revista fundada en 1869, La Ilustración Española y Americana, y fue sin duda la publicación más importante de la segunda mitad del siglo XIX español. Escritores e ilustradores más relevantes del momento aparecían semanalmente

Ataque de Valencia. Defensa de las torres de Quarte

Grabado de Tomás López Enguidanos.

El autor perteneció al copioso grupo de artistas valencianos. Valencia derrota delante de sus murallas al Mariscal Moncey en 1808. En el centro de la imagen el autor refleja la figura del capitán de Artillería José Ruiz de Alcalá. En primer plano el cañón de 24 libras que defendía el portal.

Claustro de Santo Domingo

1845 - Litografía coloreada a mano. Dibujo de Girault de Prangey

Espero que la exposición hay sido de su agrado. No se admite propina, porque la mejor propina es una sonrisa.

Texto de Amparo Zalve Polo

lunes, 18 de enero de 2021

GRAN MENAJE DESDE 1948

ROSA Y MARÍA JESÚS CON SU PADRE.- 2018.- 

Archivo Familia Grau-Lucena

Las hermanas Rosa y María Jesús Grau Lucena están al frente de un comercio en el número 23 de la calle Trench cuyo nombre comercial abarca una ingente cantidad de útiles, tanto para uso doméstico como para restauración y hostelería, que, en sus folletos, con plano de la zona y código QR, engloban cuberterías, menaje, cocina, cristalerías, vajillas y regalos. Desde una moderna olla a presión hasta una clásica cazuela de barro. Incluso antiguos utensilios modernizados como es el caso de las aceiteras de cristal anti-goteo. Y para regalos, ya que es una tienda ideal para encontrar el adecuado para quedar bien en bodas y otras ocasiones.

Son las continuadoras del negocio que Miguel Rodríguez Igual montó en 1948, sustituyendo a una tienda de especias, y traspasó en 1978 a su padre, Vicente Grau Romero, quien entró como dependiente en el año 1950.

Fachada del comercio.-  2020.- Esteban Gonzalo 

Conserva en buen estado su fachada original, el sabor histórico en su interior, y es el comercio más antiguo de una calle donde la mayoría son actualmente tiendas de souvenirs.

2020 - Rosario Lucena con sus hijas - Esteban Gonzalo

Establecimiento que hasta 1962 también vendía juguetes en Reyes, obligándoles, para montar su exposición, a quitar y guardar todo lo de menaje y volver a recolocarlo días después.

También Rosario Lucena, esposa de Vicente Grau, quien falleció en el 2019, y madre de Rosa y María Jesús, se dedicó al comercio, ya que gestionó una tienda de regalos, primero en la calle Derechos y después en la de Trench.

Toda la familia en el comercio, ya que su hijo Vicente montó, en el 2012 y en el bajo colindante, el bar Trencat, sustituyendo a sucesivas tiendas de tejidos y de regalos.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

sábado, 16 de enero de 2021

MERCADO CENTRAL Y SANTOS JUANES

 MIRANDO HACIA ARRIBA

1928 - Archivo Municipal

Nuestra plaza del Mercado es un conjunto de valores artísticos y estéticos y en cuanto elevas la mirada tropiezas con tres edificios singulares de València. La Lonja de los Mercaderes desde la que vemos enfrente el Mercado Central y la Iglesia de los Santos Juanes, edificios estos últimos que vamos a mirar por todo lo alto.

Sobre las cúpulas y cupulines del modernista Mercado Central, inaugurado en enero de 1928, encontramos una serie de varillas y veletas metálicas decoradas con unos artísticos trabajos de muy buen gusto. La central y más alta representa una verde cotorra, que nos lleva a pensar en la “Cotorra del Mercat”. ¿A qué alguna vez habéis oído hablar de ella?

La “Cotorra del Mercat”. Foto E. Goñi, febrero 2019.

En la parte superior de la zona de pescadería, qué podemos esperar, pues naturalmente un pez con los tonos plateados de sus escamas.

Pez del Mercado. Foto E. Goñi, febrero 2020.

En los dos edificios auxiliares de ladrillo cara-vista rojizo que están en los laterales de la fachada principal vemos sobre unos vistosos cupulines cónicos de cerámica, muy atractivos, un dragón en cada lado, o a mi así me lo parece.

Dragón del Mercado. Foto E. Goñi, febrero 2020.

Dando una vuelta al Mercado, sobre unos pequeños templetes, a ambos lados de la puerta trasera encontramos lo que creo que son un perro en cada uno. Yo diría que estos dos últimos son veletas, de los dos primeros tengo alguna duda.

Templete con perro? Mercado. Foto E. Goñi, febrero 2020.

Cambiamos de edificio y miramos a lo alto de la fachada que da a la plaza del Mercado de la Iglesia de los Santos Juanes, cuya primitiva construcción se inició sobre 1240 y tras sufrir varios incendios en 1311, en 1592, cada reconstrucción aportó un cambio de estilo y por fin nos llega tras el incendio de 1936 con lo que quedó de su aspecto barroco.

Vemos en la fachada un excelente trabajo decorativo en forma de retablo, en el que prima la Virgen del Rosario, en lo alto del reloj se fijó una veleta con aspecto de pájaro, El “Pardal de San Joan” que ha dado paso a una curiosa leyenda: Se dice que cuando una familia de cualquier parte del Reino de València tenía algún grave problema económico y no podía mantener a alguno de sus hijos, lo traían desde cualquier lugar del Reino a la plaza y señalándole su padre la veleta le indicaba que mirase muy fijamente al “pardal” porque iba a verlo volar enseguida. Distraído el niño mirando el “pardal” aprovechaba el padre para huir rápidamente, abandonándolo, con la esperanza de que alguno de los mercaderes que había por la plaza lo recogiese como aprendiz y le diera un futuro. Realmente una muy, pero que muy triste leyenda.

Fachada a la plaza de la Iglesia. Foto E. Goñi, enero 2019.

En esta imagen se ve al pájaro en cuestión que lleva colgando de una cadenita un tintero con una pluma, supongo que representa a san Juan Evangelista.

 Cupulín metálico con el “pardal”. Foto E. Goñi, febrero 2020.

Tenemos además un buen trabajo en la cúpula del campanario de la Iglesia, en la fachada opuesta, plaza de la ciudad de Brujas donde podemos admirar en la veleta una flamígera flecha, trabajo bien cuidado, como el anterior.

 Veleta del campanario. Foto E. Goñi, marzo 2020.

Entre pájaros y veletas iba la mirada de hoy. 

Texto de Enrique Goñi Igual

jueves, 14 de enero de 2021

DE FARMACIA A ORIGINAL CV

 

Farmacia San Antonio.- Años veinte del siglo XX.- Julia Cañizares.

Se aúnan en calidad continente y contenido. Las vitrinas y mostradores de nobles maderas que antes contuvieron medicamentos y productos minerales y vegetales para preparar “fórmulas magistrales” en el laboratorio del primer piso, albergan apretadamente, ya que hay afortunadamente tantos, productos de alimentación de la Comunidad Valenciana. Pasa el tiempo sin darnos cuenta a la vista de vinos, vermuts, licores, variadísimas conservas, turrones, dulces, chocolates, embutidos, patés, y una larga retahíla, expuestos en Original C.V., productes valencians, comercio ubicado en la plaza del Mercado nº 35, antes 70, esquina con la calle Ercilla.

                           Esquina fachada.- 2020.- Esteban Gonzalo

Vinos de las tres denominaciones de origen (Alicante, Utiel-Requena y València), blancos, rosados y tintos; cavas en constante superación, turrones de Xixona, Casinos, Catí y Ademuz; los estimulantes herberos de l’Alt Vinalopó, el licor café de Alcoy, las peladillas de allí y de Casinos, las conservas de La Jalancina, miel, aceite de la Sierra Espadán, del Maeztrazgo, de la Plana de Requena-Utiel, del Alto Vinalopó; salsa trufada de setas, cervezas artesanas, embutidos de Venta del Moro, el premiado vermut de Teulada,... incluso cremas cutáneas y champú con aceite de oliva.

Isabel Reig en la tienda.- 06-07-2020.- Esteban Gonzalo

Y allí está Isabel Reig Catalá, Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, y experta sumiller, para asesorar al indeciso visitante ante tan variada oferta desde que montó la tienda en el año 2012 en un local cerrado en diciembre de 1994, cuando clausuró la farmacia su último gestionador, a quien dos años antes se la había traspasado Rafael Cañizares Bellot.

1983 - Farmacia Cañizares - Vicente Bernado Juliá

El techo con rectángulos de cerámica incrustados en la noble madera tallada, que hizo Francisco Dasí Ortega en 1891, aunque todos con el mismo dibujo, se conservan, por su gran calidad, como si los terminaran de cocer. Sólo los tuvieron que limpiar, como el resto del local, tras estar 17 años cerrado

Hubo suerte en tan largo espacio de tiempo, sin estropicios de la piqueta especuladora, que en Las Provincias del 2 de enero de 1995 temía María Ángeles Arazo, y además Isabel ha tratado con mimo el bello conjunto de nobles maderas y cerámica.

1900 - Almanaque Las Provincias

Según Comercios Históricos de Valencia (a) en 1879 el droguero Blas Cuesta ya estaba instalado en los dos bajos, los ocupados actualmente por la tienda de alimentación mencionada y una de souvenirs. Seis años después registró las marcas San Antonio de Padua y San Antonio Abad para asegurar la denominación de San Antonio con la que era conocido el comercio anterior.

Tras fallecer Blas Cuesta, sus hijos continuaron con la droguería en la plaza del Mercado nº 71, donde estuvo posteriormente Confecciones Federico y últimamente la mencionada de recuerdos para turistas, y en la parte con esquina a la calle Ercilla se instaló en el último decenio del siglo XIX Francisco Calvo, quien tenía una farmacia en la calle Corretjería. Ambos comerciantes se asociaron para vender productos de droguería y farmacéuticos, pero también material cinematográfico y fotográfico, revelado de películas y fotos, gramófonos y ortopedia, que especificaban en sus publicidades. Coaligación que duró hasta que falleció Blas y se hicieron cargo de la farmacia su viuda Gloria Lucía Casas e hijo Luis Calvo.

Interior comercio.- 06-07-2020.- Esteban Gonzalo

En 1920 la regentaban el Doctor Calvo y Bernardino Cuesta, y en 1931 Federico Cuesta Orduña era el propietario.

En 1942 el doctor Cuesta le vendió la farmacia San Antonio a Rafael Cañizares Martín, quien montó en el primer piso el laboratorio que tenía en la calle Caballeros, en la farmacia antecesora, en un local donde está actualmente el Café Sant Jaume y solamente han cambiado medicamentos por bebidas.

Techo ex farmacia.- 2020.- Esteban Gonzalo

Rafael Cañizares Martín fue Presidente del Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia entre los años 1941 y 1950. 

Años después cambió a Farmacia Cañizares, la del Mercado, tanto por el apellido del propietario como por su famoso ungüento creado en 1896. Tras su  fallecimiento en 1957 se hizo cargo de la gestión su hijo Rafael Cañizares Bellot, quien la traspaso a otro titulado en 1992.

Farmacia, y óptica, con lentes en cajones que conserva el comercio actual como recuerdo histórico, llamativa en su interior por la decoración y el mobiliario, ya que sólo falta la lámpara de bronce, y antes en el exterior por un gran y artístico farol, que la Familia Cañizares conserva.

Antes curaban deterioros del cuerpo humano y ahora deleitan paladares.

Con mi agradecimiento a Julia Cañizares Ivars, hija de Rafael Cañizares Bellot, y al Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de València por las informaciones históricas recibidas.

Etiqueta envios años cuarenta siglo XX

(a) Comercios Históricos de Valencia. - Gumersindo Fernández y Enrique Ibáñez.- 2014.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel