miércoles, 3 de octubre de 2018

UNA PLACA AL CARDENAL BENLLOCH

Archivo Municipal

El nombre de plaza del Arzobispo, frente al Palacio Episcopal, le venía de muy antiguo, salvo un largo período del siglo XIX en cuyo espacio tuvo diferentes nombres, hasta el 9 de noviembre de 1923 que tomó el de Cardenal Benlloch y que mantuvo hasta 1940.

Aquella mañana se procedió a la colocación del nuevo rótulo con una placa que había sido regalada por la Escuela de Cerámica de Manises, diseñada por Constantino Gómez, mientras que la parte escultórica había salido de las manos de Antonio Pérez y para la pintura recibió el encargo J. Toledo, impregnada la lápida con el más puro estilo barroco, siendo muy elogiada la obra.
  
A sus pies, se colocó una tribuna en la que se hallaban las autoridades invitadas a la inauguración, tanto de las instituciones militares, religiosas y civiles, como representantes de la Cámara de Comercio, Junta de Obras del Puerto, Cámara de la Propiedad, de asociaciones culturales. No faltó el prelado de la diócesis doctor Melo.
  
Del Ayuntamiento llegó la comitiva precedida de los maceros, con el alcalde Sr. Avilés al frente, quien tras leer por parte del secretario al acuerdo municipal para rotular la plaza y pronunciar una breves palabras, tributando con ellas un cumplidísimo elogio a la figura del Cardenal, antes de descubrir el tapiz, termino con estas palabras:
  
Permitirme que dé tres vivas: 

¡Viva Valencia y el Cardenal Benlloch! ¡Viva el Rey! ¡Viva España!"


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...