domingo, 15 de octubre de 2017

CONTANDO LA RIADA - CARTA A MIS TIOS DE GUADALAJARA - II


Foto de Amparo LLeó

En efecto, en seguida llegó la segunda riada, mucho mayor todavía que la primera. A propósito, eso que dice Ramón de medio metro es un cuento chino. (Seguramente eso sería en su calle, porque en cada sitio de Valencia llegó a una altura diferente, pero entonces no lo sabíamos). 

En nuestra casa, la primera fue como 80 cm. o más, y en la segunda un metro y 30 o así, esto es a ojo mío, probablemente sería más. Hacia esta hora también pudo llamar Ata por teléfono a casa de un vecino y ya se enteró de que estábamos bien, y contó que como los cuarteles están en alto, allí no pasaba nada.

A eso de las 3, para acompañar a la riada, empezó a llover a cántaros, granizando y todo, para que hiciera bonito, con rayos, truenos y relámpagos. Por fin pasó todo, y a no sé qué hora, al día siguiente, bajamos a casa.

Estaba todo muchísimo peor, sin comparación. En el recibidor estaban las dos butacas del cuarto grande y una mesita de noche, también del cuarto grande en la cocina. Una cazuela se había colocado artísticamente dentro del retrete; todos los muebles estaban rotos. El armario del cuarto grande se volcó encima de la cama, se le salió la puerta y se le rompieron las patas. Bueno, todo hecho un desastre.

Vinieron los soldados otra vez y esta vez no sacamos barro, estuvimos todo el tiempo subiendo cosas arriba, a un piso que estaba vacío, y que ahora están los porteros y tenemos para nosotros 2 o 3 habitaciones y otras tantas los Lillo.

El día siguiente lo pasamos también subiendo cosas, y el otro y el otro y el otro, etc., también.

Los dos primeros días dormimos todos en casa de Maritina, pero al tercer día, resucitó, nos fuimos Ata y yo a dormir a casa de Ma Dolores, que allí no había llegado el agua, (sólo llegó a Ruzafa) y tenían luz y todo. El resto de la familia durmieron en casa de abuelita y en un piso de abajo, el 2º, que estaba vacío y nos lo han dejado hasta que tengamos otro. Desde antes de ayer ya dormimos todos aquí.

Esta historia se acabó. The End. Stop.

Amparo Lleó

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...