lunes, 4 de enero de 2021

EL ANTIGUO EGIPTO EN VALENCIA

Templo egipcio y pilón - diciembre 1984.- Esteban Gonzalo
 
Las esfinges de la antigua Tebas, la Columnata del templo de Luxor y las cuatro colosales estatuas de Ramses II de la fachada del templo de Abu-Simbel, fueron las partes sobresalientes de la exposición sobre el Antiguo Egipto con la que Nuevo Centro conmemoró su segundo aniversario

Estuvo entre el 17 de noviembre de 1984, el día de la efeméride, y el 5 de enero de 1985, y según el centro comercial cumplió grandemente sus expectativas, ya que potenció la llegada de visitantes para que vieran lo que habían construido los artistas falleros, y posibilitó que se convirtieran en clientes de las numerosas tiendas. Colaboró mucho la temática, ya que todo lo relativo al antiguo país del Nilo tiene un gran halo de atracción.

Cuatro estatuas de Ramses II.- diciembre 1984.- Esteban Gonzalo

Con el asesoramiento del eminente egiptólogo Miguel Ángel Buendía, lo expuesto fue diseñado y realizado por Salvador y Juan Guaita Quiles, veteranos artistas falleros y de carrozas, con la colaboración, principalmente, de los también artistas falleros: José Azpeitia, Pascual Gimeno, José Martínez Mollá y los Hermanos Ferrer, que se encargaron de realizar, cada uno y con sus respectivos equipos de profesionales, partes importantes del decorado, de similar construcción a una falla, pero con materiales que resistieran mejor las inclemencias del tiempo al tener que estar más de mes y medio a la intemperie y entre otoño e invierno.

Papiro con barca del Nilo.- diciembre 1984.- Esteban Gonzalo

La parte principal fue un templo con 24 columnas de 6 metros de altura (en el real hasta 15 m.), dos altos pilonos enmarcando la puerta, a la que antecedían cuatro esfinges de 3 metros de longitud, casi a tamaño real, y estatuas de Amenofis III, parcialmente contorneados por una columnata que comenzaba con las cuatro estatuas del divinizado Ramses II en Abu-Simbel, a un tercio de su tamaño real, y continuaba con intercaladas esculturas más pequeñas de ese faraón.

También había una gran columna casi terminada de policromar, en colores azul, rojo, amarillo, verde y marrón, con dos pintores egipcios, para que los visitantes vieran como fueron decoradas, un obrero esculpiendo un capitel y un arquitrabe, y estaba estacionado el carro de guerra del faraón.

Columna en fase de terminación .- diciembre 1984.- Esteban Gonzalo

Según los artistas, emplearon 20.000 horas de trabajo y gastaron 10.000 kilos de resina, 5.000 de fibra de vidrio, 3.000 m2 de chapa de madera y 25 m3 de madera.

Para que los potenciales clientes se adentraran en el centro comercial, en su gran patio interior había una gran exposición compuesta por más de un centenar de papiros, una lámpara de alabastro, reproducciones de la piedra de Rossetta, de la cabeza de Nefertiti (cuyo original está en el museo arqueológico de Berlín), del juego de Senet (especie de damas), cofres, placas huecograbadas, una maqueta escenificando la batalla de Menphis montada por la Asociación Miniaturista de València, y una barca de papiro, maqueta a escala reducida de la que en tamaño real utilizó el holandés Thor Heyerdahl para cruzar el Océano Atlántico y demostrar que en el antiguo Egipto pudieron hacer la travesía.

Entrada al templo egipcio con esfinges - Esteban Gonzalo

Estuvo en la inauguración el Consejero Cultural de la Embajada de Egipto en España, doctor Salah Fahd, hubo conferencias de eminentes egiptólogos, desfiles faraónicos y editaron carteles sobre antiguas costumbres cotidianas en el antiguo país del Nilo.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

2 comentarios:

  1. Excelente remembranza. Ya ni me acordaba de aquello. El hecho es que tenia la sensación de que duró más tiempo. Gracias por su aportación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Fue la exposición que más me gustó de las promovidas por Nuevo Centro.
    Saludos.
    Esteban Gonzalo

    ResponderEliminar