Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 6 de abril de 2020

PLAZA DEL AYUNTAMIENTO

Foto autor desconocido, ca 1960. Remember-València, pg 179-(III).

MIRANDO HACIA ARRIBA

 Antes de que la plaza en cuestión se llamase del Ayuntamiento en la ciudad de València el tema de los anuncios situados en lo alto de edificios para que fueran fácilmente vistos por los peatones disfrutaba de una llamémosle manga ancha, que actualmente en España se nos haría imposible imaginar, pese a que en ciudades muy como Londres, Nueva York, Tokio, etc. no solo tienen anuncios, sino que los turistas hacen miles de fotografías de muchos de ellos, ya que son un importante punto de obligada visita en determinadas esquinas o chaflanes, incluso calles enteras.

Aquí que de momento nos conformamos con ver fotografías de los anuncios que se podían disfrutar en nuestra plaza hace unos cincuenta años con el desaparecido formato diseñado por el gran arquitecto Javier Goerlich. Solo había que alzar un poco la mirada.

La siguiente fotografía con una orientación muy parecida a la de cabecera, pero con el valor añadido de ser nocturna y lucir los anuncios iluminados y coloreados. Por cierto qué gran salva de silbidos recibían los anuncios en los días de Fallas cuando a la hora del Castillo de fuegos artificiales, que entonces se disparaban allí mismo, si una vez ya estaba apagada la iluminación de toda la plaza, seguían encendidos los anuncios, silbidos que solamente desaparecían cuando se apagaban los anuncios.

Postal de época. Remember-València, pg 470.

Nueva imagen, esta diurna y en color, más tardía, la plaza ya estaba reformada y mantenía en su centro un absurdo aparcamiento en lugar de ser zona de paseo y descanso como anteriormente. Podemos apreciar un reloj floral de muy corta existencia. De nuevo alzar la mirada.

Postal de época. Remember-València, pg 1032.

Texto de Enrique Goñi Igual 

1 comentario:

Germán, dijo...

Aquellos anuncios de inigualable luces de neon, que nada tienen que ver con las actuales de led. Le daban un maravilloso carácter retro. Saludos.