martes, 19 de noviembre de 2019

LA "FUENTE DE LAS FLORISTAS" DEL SUBSUELO AL LLANO DE ZADÍA


Archivo Municipal

1933. En el centro de la plaza había un espacio subterráneo destinado a los floristas.

Sobre la plataforma de Goerlich, quedaba bien definida la forma triangular de la plaza Emilio Castelar. En cada esquina, una fuente representando a las tres provincias de la región. Un gran óculo o tragaluz, que vulgarmente se llamaba “la escupidera”, al norte de la plataforma que se asomaba al Mercado de las Flores. Llenaban el interior del espacio columnas y una fuente.

Los puestos fueron recibidos por las floristas, y tras unos pocos años, en 1944, se marcharon del húmedo subsuelo. Los quioscos de flores volvieron a la superficie, y en 1961 dio su adiós la plataforma de Goerlich.


1961 - Colección Aparici Gabarda

El desmantelamiento del Mercado de las Flores se realizó con sumo cuidado, ya que el valor patrimonial es importante y había que reutilizar arquitectónicamente, y en algún momento, todos los restos. Para ello se enumeraron las piedras y se transportaron las piezas ornamentales, como farolas, los bancos de piedra, las columnas y demás restos al almacén municipal, sin antes ser inventariados y añadidos a los archivos del Servicio del Patrimonio.

Piedras que se encuentran en reconstrucción de aceras alrededor de las Torres de Serranos y Quart, en obras de mejora del Monasterio del Puig, en la iglesia de San Pascual Baylón, en la restauración del monumento a Sorolla, entre otros lugares.
Fotoplano 1973

“La fuente de las floristas” se instaló definitivamente en la calle Llano de Zaidía.

Texto de Amparo Zalve Polo

No hay comentarios: