miércoles, 4 de septiembre de 2019

CHEZ RAMÓN

Plaza del Cid (actual Redonda) en 1900

En la Plaza Redonda de Valencia destacan sobremanera los tres comercios de Chez-Ramón: uno donde venden objetos cerámicos y dos consecutivos dedicados a la comercialización, principalmente, de complementos y adornos realizados con forja. Son el fruto de una larga historia que comenzó a mitad del siglo XIX cuando Ramón Ramón, que tenía en Almàssera un taller donde forraban vajillas y objetos con piel, pensó en dedicarse como mejor negocio a la venta de cerámica en València, principalmente en la plaza del Cid y alrededores de la plaza del Mercado. Guardaba el género, que compraba semanalmente en Manises, en un bajo cercano, y posteriormente en el nº 2 de la citada plaza, rotulada como Redonda en el siglo veinte. 

Plaza con el interior descubierto, con variopinto mercado diario de aves, cerámicas y otros productos, y contorneada por comercios y servicios, entre ellos una chocolatería y una horchatería en el año 1900. Con puestos provisionales desmontables alrededor de la fuente a partir de 1916, autorización de fijos por el ayuntamiento desde el año 1977 y remodelada entre los años 2007 y 2012.

Chez Ramón.- Plaza Redonda nº 2 en 1990.- Familia Ramón Ramón.

Negoció que continuó su hijo Ramón Ramón Torres, el nieto Ramón Ramón Sanz y el bisnieto Ramón Ramón Gimeno, quien lo expandió añadiéndole forja y ampliándolo en los bajos 8 y 10 de la citada plaza Redonda.

Chez Ramón.- Plaza Redonda 2,8 y 10.-   Esteban Gonzalo

Sus hijos Chelo (†), Ramón y Vicente comenzaron a ayudarle desde jóvenes, y después Esther y María, las hermanas que actualmente gestionan Chez-Ramón, los tres locales de la plaza Redonda, continuando con la cerámica y la artesanía de hierro, y el aditamento de muchos complementos para turistas.

Chez Ramón.- Su entrada por calle Derechos. Esteban Gonzalo

Vicente se dedica a la venta de Porcelanas Lladró en un pequeño local, El Corner, en la calle Derechos, y Ramón dirige desde octubre de 2004 Chimeneas y Forja, en la calle Guillem de Castro nº 121, muy cerca de las Torres de Quart., con dedicación especial a chimeneas y calefacción. El local donde estuvo más de medio siglo Kristal, que vendía lámparas, vajillas y cristalerías, y cerró cuando se jubiló su dueño, le ha permitido tener más amplitud y mejor visibilidad expositiva que en los locales de la plaza Redonda.

Quinta generación que ha heredado el ímpetu y afán comercial de sus padres

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...