sábado, 27 de julio de 2019

EL BICENTENARIO HORNO DE SAN NICOLÁS.

Fachada Horno San Nicolás     

En el número 5 de la plaza Horno de San Nicolás, hay un bicentenario horno de barrio donde clientes asiduos, ocasionales y turistas se encuentran con amplia oferta de clases de pan, variada pastelería, tartas, galletas, pero con un denominador común, atención preferente y cariñosa a los productos tradicionales valencianos: pasteles de boniato, tortas de pasas y nueces, valencianas, rosquilletas, arnadí, panquemados, y empanadillas. 

Un horno que le dio nombre a la plaza, en el que también se pueden comprar raciones de sabroso arroz al horno, pimientos rellenos, canelones y otros condumios, y donde todavía los vecinos pueden llevar, como antes, calabazas, cebollas, boniatos y pimientos para su asado. Trato directo en el barrio del Mercat, en plena Ciutat Vella, en el horno más antiguo del cap i casal.
Mosaico con San Nicolás     

Un bonito rótulo cerámico en la fachada indica que fue fundado en 1802, aunque el edificio actual es de 1920, y otro, con la imagen de San Nicolás realizado con doce azulejos en 1883, embellece un lateral del recoleto local donde atienden al público. Es el vestíbulo que antecede al obrador y el horno de cocción donde están, quien lo regenta desde el año 2010, Ramón Chinillach García, y sus especializados empleados.

Un horno sucesor del denominado de La Pietat del siglo XVIII, que ya existía en el mencionado 1802 como San Nicolás y se anunciaba en el Diario de Valencia, según documento copiado en el libro Comercios Históricos de Valencia, que no desapareció cuando Antonio Ferrándiz, su propietario a principios del siglo XX, se trasladó a la calle Guillem de Castro, ya que lo adquirió Joaquín Alonso para continuar con el negocio panadero.

Ramón Chinillach y su hija Vanessa 

Después fue sucesivamente gestionado por José Bellver Alonso, Manuel Jardí y Juan Descalzo, hasta que en el año 2010 tomó el relevo Ramón Chinillach García, maestro panadero de Paterna, a quien le ayuda su hija Vanessa.

Gestión a la que ha añadido desde finales del año pasado la del Horno de La Cadena, que está en el número 8 de la plaza de Mosén Sorell, en el barrio del Carmen.

Texto y fotos de Esteban Gonzalo Rogel.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...