jueves, 16 de mayo de 2019

LOS TRES TRANVÍAS TIPO 500

Foto autor desconocido, 1950. Coche 501 en pruebas.

ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES TRANVIARIAS

En el año 1950 la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia  (CTFV) se saca de la manga una patente italiana que compró quince años atrás, en 1935 y procede a encargar de acuerdo con ella a Talleres Devís, luego Macosa, la realización de un nuevo modelo de coche motor a base de unir dos coches de la serie 100 mediante fuelles a través de un cuerpo intermedio, dejando un largo coche doble articulado. La realización consiste en eliminar una de las plataformas en cada coche 100 y añadir el cuerpo intermedio, su resultado práctico foto, tomada del libro De Devís a Vossloh.

Comprobamos que se ha transformado en un coche cerrado de tres cuerpos, dotado de puertas solamente en el lateral derecho, con una fila de asientos en cada lateral. Lleva compresor de aire auxiliar con lo que se maneja y mejora el frenado y también la apertura y cierre de las puertas, en este caso las tres a la derecha de la marcha, dos de salida y una de entrada, la trasera. Conductor y cobrador pueden sentarse como en los coches tipo 400. Denota gran capacidad.

Interior del coche 501. Foto de CTFV, autor desconocido.

Su utilización en CTFV fue exclusivamente en la línea nº 7 Ruzafa-Mislata, excepto algunos domingos con partido de futbol del Valencia club de fútbol en su campo de Mestalla, ya que por su gran capacidad se les pasaba a la línea nº 8 Gran Vía-Alameda para reforzar a los coches 400 habituales en la línea. Dado el éxito de la unidad de pruebas se construyeron dos conjuntos más, en total hubo rodando tres unidades en la línea nº 7, las 501, 502 y 503.

Coche 501 proveniente de Mislata ante el Mercado Central, ca. 1955. 
Foto autor desconocido. Remember-València, pg 425.

Coche 502 viene de Ruzafa, en Pl. Ayuntamiento, ca. 1950. 
Se ven las tres puertas. Foto Peter Willen.

Finalmentee tenemos una foto de un coche 500 en una de las tres únicas paradas en las que debido a la ausencia de puertas en la parte izquierda los pasajeros deben montar y apearse por la parte de la calzada.

Coche tipo 500 en su parada en calle Xàtiva. 
Foto autor desconocido.

Estamos en la calle Xàtiva, otra de las paradas era una de las fundamentales de la línea, nada más y nada menos que la parada  del Mercado Central, frente a su puerta principal, ante la Lonja y la última era en su corto paso por Mislata en la calle Valencia. Imaginemos en la actualidad esa posible realidad, ni con tres guardias urbanos se podría bajar o esperar en medio de la calle para acceder al tranvía. Eran otros tiempos, y los conductores automóviles de entonces colaboraban con los usuarios del tranvía.

Texto de Enrique Goñi Igual

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...