miércoles, 6 de febrero de 2019

LA GUARDIA MUNICIPAL

Fundación Blasco Ibañez

En pleno Sexenio Revolucionario, que se ha había iniciado con La Gloriosa de 1868, y que había supuesto la salida de España de la Reina Isabel II, era de necesidad la creación de una unidad municipal que velara por la seguridad de la ciudad en la cuestiones más inmediatas.

Fue por lo que en 1870 el Ayuntamiento creó el “cuerpo de guardia” compuesto por doscientos guardias y seis oficiales, encargado del cumplimiento de las ordenanzas y al mismo tiempo de la vigilancia tanto diurna como nocturna.

Iban uniformados de azul turquesa con casaca larga, abierta con solapas y botones dorados, pantalones largos y gran capa azul con el cuello y vueltas rojas, cubriendo la cabeza con gorra de plato y armados con sable y pistola.

Lo que no fue del grado popular, era su mantenimiento, al ser engendrado por un impuesto especial y voluntario que se recaudaba al vecindario.

Pronto fue bautizado por la chiquillería con el mote vasco de “guiris”, tal y como eran conocidos los soldados regulares de la facción carlista.

Guardia municipal que, mediante un grupo escogido, tambíen se vestía de gala en la ocasión de grandes actos conmemorativos, institucionales, al igual que para la recepción y homenaje de visitantes ilustres,  como se observa en la foto de la Fundación Blasco Ibañez, en ocasión de la visita a su ciudad del literato valenciano en 1921, tras su triunfo en los EEUU, en aquella celebración sobre montura y vestidos de gala.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...