viernes, 8 de febrero de 2019

CARICATURAS FERROVIARIAS -II- De Carcaixent a Denia.

Carcaixent/Denia. Viajando en el Imperial

El 8 de febrero de 1864 fue inaugurado “El tram-way desde Gandía a Carcajente”, el primer vía estrecha de España para transporte de mercancías y viajeros y el trayecto más largo (35,7 km.) con tracción animal. Fue promovido en 1858 por Vicente Alcalá de Olmo y en el pliego de condiciones especificaba: 1.380 mm. de ancho de vía y “treinta caballos de tiro, a 3.000 reales cada uno con sus arneses” para la tracción.
Carcaixent/Denia - Subiendo el Portixol

Una línea con poca capacidad de transporte y enorme lentitud que adquirió en 1880 la A.V.T, la compañía del Ferrocarril de Almansa a Valencia y Tarragona, para estrechar la vía a un metro, transformarlo en ferrocarril y con locomotoras de vapor a partir del 28 de noviembre de 1881, y prolongarlo 30 kilómetros hasta Denia el 30 de octubre de 1884.

Al igual que su hermano de vía ancha el trenet Carcaixent-Denia tuvo coches imperiales construidos por la británica Bristol Wagon & Carriages entre 1881 y 1885. Eran de dos ejes, casi cuadrados, sin pasillo, con departamentos independientes, y estuvieron en servicio hasta bien entrado el siglo veinte. Tanto en vía ancha como estrecha la A.V.T. fue la única compañía de España que tuvo coches imperiales y por ello los pioneros de los modernos trenes eléctricos con dos pisos que atienden servicios de Renfe en las redes de cercanías de Barcelona y Madrid. 
Tren Imperial - Antonio Calvo - Archivo Esteban Gonzalo

El tramo Carcaixent-Gandía fue cerrado al tráfico el 11 de julio de 1969 para permitir la prolongación hasta Gandía de la vía ancha que procedente de Cullera ya llegaba hasta Tabernes de la Valldiga, y el 10 de febrero de 1974 suprimieron la continuación hasta Denia para una proyectada transformación en ancho ibérico pendiente de realizar.

Miguel Ángel García caricaturizó los esfuerzos por remontar con caballerías el Portixol entre Carcaixent y la Barraca de Aguas Vivas y la escasa protección que tenían los viajeros del piso superior de los imperiales, que estaban expuestos a las inclemencias climatológicas y a los efluvios continuados de humo mezclado con vapor de agua y carbonilla que les llegaba desde la locomotora de vapor. Ambos dibujos fueron publicados en octubre de 1981 en AVAF, boletín de la Asociación Valenciana de Amigos del Ferrocarril.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...