martes, 9 de octubre de 2018

LA DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZÁBAL



1836 - España en bancarrota tras la independencia de las provincias de ultramar, cuando su economía aún  no se había repuesto de la guerra contra el francés, la necesidad de aliviar sus arcas llevó al gobierno a la desamortización de Mendizábal de 1836.

Su repercusión en Valencia motivó el cambio en su geografía urbana, pues fueron muchos los centros religiosos que, o bien desaparecieron dando lugar a nuevas plazas o calles, o fueron utilizados para otros usos de la administración local, como también la estatal.

Entre los más importantes cambios urbanísticos fijamos la atención en la construcción del Mercado Nuevo sobre el solar del convento de las monjas dominicas de las Magdalenas.


Las Carmelitas Descalzas de Santa Ana se trasladarían al Convento de la Encarnación, con la apertura de una nueva calle con su nombre.  El convento de San Agustín iba a dar lugar a un centro penitenciario, mientras que en el de Jesús se instalaría  un centro que durante muchos años se conocería como "el manicomio".

Nacería en Valencia el Museo de Bellas Artes en el Convento del Carmen, y la Diputación Provincial buscó su cobijo en el edificio de los jesuitas de San Pablo.

La Valencia conventual iba a dejar su impronta con un nuevo aspecto en su retícula urbana.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...