viernes, 19 de octubre de 2018

EL METRO CUMPLE TREINTA AÑOS

Acto inaugural - Foto de Esteban Gonzalo

El 8 de octubre de 1988, José Barrionuevo, Ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, y Joan Lerma, Presidente de la Generalidad Valenciana, inauguraron la unión subterránea de los ferrocarriles provenientes de Bétera y Llíria en el norte y noroeste de la ciudad de Valencia con la línea que por el sur continuaba hasta Alberic. Según la estatal FEVE conexión de líneas suburbanas, pero para los valencianos el metro desde el inicio de la circulación soterrada y extensivo a todos los tramos construidos posteriormente. El resto del sábado y el día 9 domingo fueron de puertas abiertas para que los valencianos conocieran su metro, sumando 428.000, entre viajeros y visitantes, quienes utilizaron los trenes.

Sección con ocho estaciones –Beniferri, Campanar, Turia, Ángel Guimerá, Plaza Espayna, Jesús, Patraix y Hospital- situadas bajo el pavimento o muy cercano a él en 6,8 km. de túnel. En fase de terminación estaba la de Jesús, situada en un tramo de 150 metros donde tuvieron que congelar con nitrógeno la capa freática para construir la contrabóveda, y en la desafectada estación de la avenida César Giorgeta ubicaron las instalaciones del puesto de mando centralizado y de seguridad.

Plaza España

La inauguración oficial se anticipó una fecha para que fuera de puertas abiertas el Día de la Comunidad Valenciana y al unísono conmemoración del 750 Aniversario de la entrada de Jaime I en Valencia.

Líneas 1 y 2 donde tras la recuperación en marzo de 1990 del tramo Alberic-Villanueva de Castellón con la reposición del puente que se llevó la pantanada en 1982, han habido como obras importantes: la nueva estación Empalme en el 2001, el año siguiente la variante con vía doble entre Entrepins y L’Eliana, que no comenzó en Paterna por discrepancias con su ayuntamiento, la prolongación hasta Torrent Avinguda en el 2004 y el soterramiento de las vías a su paso por Benimamet en el 2011.

Pasajero pensativo 

Conforman el grupo norte-sur mientras que en el norte y este hacia el oeste lo comenzaron con la modernización integral del trenet de Rafelbunyol transformándolo en la línea 3 del metro mediante su adentramiento soterrado entre Palmaret y la estación Alameda el 5 de Mayo de 1995, y sus continuaciones en túnel hasta la avenida del Cid en 1998, el año siguiente hasta Mislata-Almassil y al aeropuerto en el 2007, último tramo favorecido por las previsiones de desplazamientos para la Copa América.

La última adición fue la sección Rosas-Riba-roja del Turia, el 6 de marzo del 2015, tras muchos años de obras para la colocación de vías y electrificación sobre la plataforma de la suprimida línea de Adif, pero dejando a los viajeros con peor centralidad. Quedó pendiente para esta legislatura la estación más céntrica, pero el Presidente de la Generalidad, Ximo Puig, cuando inauguró el apeadero Valencia la Vella el pasado 31 de julio, dijo que ejecutarían la obra en los próximos años.

Estación Ángel Guimerá

Línea 3 donde, al parecer, tuvieron en cuenta las opiniones de los amigos del ferrocarril, expresadas en medios de comunicación, para que el trazado soterrado fuera por las calles Colón, Xàtiva, Guillem de Castro y Ángel Guimerá en lugar de por las grandes vías de Marqués del Turia y Germanías hacia plaza de España, para acercar un poco hacia el centro histórico la importante línea de transporte.

Por el extremo oeste y como línea 5 aumentó la red con el tramo Alameda-Ayora, inaugurado en 2003 y continuado hasta Marìtim-Serrería en 2007, favorecido por la citada Copa de América, así como el tranvía hasta la actual Marina Juan Carlos I, ya que el túnel de Adif y el subsuelo pantanoso bajo él impidieron la continuación soterrada del metro hasta El Grao. 

Plaza España

Complementan la red ferroviaria los tranvías de la línea 4, inaugurada el 21 de Mayo de 1994 en sustitución de las secciones del trenet Grao-Pont de Fusta-Empalme (durante unos años Ademuz), y prolongada hasta la Feria de Muestras en 1999, seis años después hasta Mas del Rosari y Valterna-Terramelar, y en el 2007 el tramo Tossal del Rei-calle Almazora como inicio de la línea 6. Asimismo Alboraya consiguió en el 2010 que los trenes pasaran soterradamente por su término municipal.

Una red de 156,39 km. utilizada el año pasado por  63,8 millones de viajeros, siguiendo la recuperación de usuarios iniciada en el 2014 tras el declive continuado después del cénit  de los 67,7 millones del año 2010.

Explotación que adolece de falta de inversiones para dotarla de vías dobles en algunos tramos y aumentar las frecuencias para que resulte más atractivo utilizar el tren que el automóvil en la línea de Llíria y sean realidad los muchas veces prometidos servicios exprés en horas punta en el ferrocarril de la Ribera Alta, ya que con el aumento de la distancia a recorrer y muchas detenciones intermedias pierden competitividad con la carretera los trenes de FGV cuya velocidad máxima es de 80 kilómetros por hora.
Plaza España

Trenes tienen de sobra, procedentes de una exagerada compra más 18 con media vida que no consiguen vender, pero tropiezan con dificultades para aumentar el personal, pese a lo único que intentan es recuperar la cantidad de empleados que el nefasto ERE del 2013 eliminó para quitar gastos ante el ahogo económico por exagerados dispendios anteriores, y el elevado porcentaje de los presupuestos que el Gobierno Valenciano tiene que dedicar anualmente al pago de obras que fueron realizadas con el sistema alemán.

Entretanto la carretera ha ganado posiciones en el área metropolitana de Valencia, han aumentado las congestiones de tráfico y el porcentaje de utilización de servicios públicos de transporte de viajeros ha disminuido del 30% en el 2010 al 24,8% actual de los viajes mecanizados.

Texto y fotos de Esteban Gonzalo Rogel

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...