sábado, 27 de octubre de 2018

EL ARTESONADO DE LA CASA DE LA CIUDAD


Archivo Municipal

En la Valencia de 1860 había llegado el momento de importantes cambios, cuando el que más se anunciaba para el crecimiento de la ciudad era el derribo de la muralla cristiana que tendría que esperar unos pocos años.

Había llegado la hora en aquel año para la desaparición de la Casa de la Ciudad por su lamentable estado tras el incendio de 1853, cuando el Ayuntamiento, desde 1854, ya estaba instalado en la Casa de la Enseñanza del Arzobispo Mayoral, año en el que se había decidido la destrucción del antiguo consistorio ante la oposición de diversas sociedades, como la de San Carlos, que postulaba por su conservación. Fue, a la sazón, el año del inicio de las obras para el nuevo espacio ajardinado del Parterre, con sus cuatro fuentes situadas, cada una de ellas, en los ángulos, donde se mantendrían hasta después de la riada de 1957 que fueron asoladas por las aguas.

Parte de sus piedras y maderas fueron utilizadas para la plaza de toros que había sido inaugurada el año anterior.


Pero su auténtica joya la componía su magnífico artesonado del siglo XV que en 1920 fue instalado en el Consulat del Mar, situado en la Lonja de la Seda, cuya belleza que atesora se puede observar en estas fotos del Archivo Municipal.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...