martes, 25 de septiembre de 2018

EL PLANO DE FRANCISCO FERRER

Archivo Municipal

El “Plano Geométrico de la Ciudad” no tenía la calidad artística del trabajo de Tosca de principio del siglo anterior, pero daba una información muy exhaustiva de la Valencia de 1831.

Publicado por el ilustre arquitecto y académico de San Carlos, Francisco Ferrer, era el plano un fiel reflejo de la ciudad, con abundancia de datos y la peculiaridad de que el mapa del padre Tosca, “el capellá de les ralletes” le había servido como base para su diseño.

De los casi 119.000 habitantes de Valencia, 65.036 residían en el interior del cerco amurallado, instalados en las 9.030 casas repartidas por las 428 calles y 131 plazas existentes; el resto en sus seis arrabales. 

En aquél tiempo el centro de la ciudad se correspondía con la plaza de la Seo y en su proximidad la Casa de la Ciudad, junto a la Audiencia.

Sus principales calles eran las de Serranos, Caballeros, Quart, Zaragoza, San Vicente y la del Mar, mientras la plaza del Mercado era el verdadero corazón de la ciudad como lugar de mayor actividad urbana.

Torno a esta plaza se aglomeraban puestos, tiendas y comercios sometidos a la vigilancia del Repés de la calle del Trench, con las pescaderías y la Lonja del Aceite vecinales.

Destaca en el  plano el único claro intramuros sobre el que se había construido la Glorieta en continuo mejoramiento ornamental. Y próximas a la muralla, pero al exterior, nacía el proyecto de las alameditas junto a las Torres de Serranos, diseñadas entonces para embellecer la principal entrada a la ciudad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...