martes, 31 de julio de 2018

LAS ESCUELAS PÍAS TIENEN SU CÚPULA



En 1767 los jesuitas fueron expulsados de España por decisión de Carlos III por su implicación en el "motín de Esquilache", siendo el arzobispo Andrés Mayoral uno de los inductores del Decreto, al tiempo que mostraba su inclinación por los padres escolapios que hacía pocos años se habían instalado en Valencia en un colegio situado entre las calles Colomer y Carniceros.

En este mismo año, el arzobispo dio instrucciones para que se acometiera la construcción de un nuevo templo con gran cúpula, anexo a la casa de enseñanza pía, encargando su construcción al arquitecto valenciano Antonio Gilabert.

Cúpula que fue culminada en 1773 y de enorme tamaño, al estilo de las obras clásicas que se observaban en Roma, pero al faltar las donaciones que se esperaban, al contraste con el campanario era evidente, toda vez que se había quedado pequeño en la comparación de sus envergaduras. Esta era la opinión de los valencianos ante la grandiosidad de su cúpula que se podía observar desde muchos puntos de la ciudad.

En la fachada daban gran ornato las esculturas santorales de los Vergara. La Iglesia quedó dedicada a San Joaquín, por las espléndidas donaciones del padre del industrial sedero Joaquín Fos, en cuyo centro docente había estudiado su hijo, al ser la familia vecina del barrio en su residencia palaciega.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...