domingo, 29 de julio de 2018

EN TALGO A MADRID


 Foto tomada desde la pasarela por José Martínez Ortiz en 1966.

Magnífica foto realizada en 1966 por José Martínez Ortiz, que fue gran historiador y cronista de Utiel, a un tren Talgo, remolcado por la locomotora Virgen de Montserrat, que estaba esperando en la prolongación de la vía 6 de la Estación de Norte en Valencia la hora de retroceder hasta el andén para salir a las 15:40 horas y llegar a Madrid-Atocha a las 21:15 h. Se cruzaba en Carboneras de Guadazaón con el mismo tipo de tren que salía a las 15:05 h. de Madrid y llegaba a la capital del Turia a las 20:35 h. Eran los servicios vespertinos, ya que los matutinos salían de Madrid a las 8 de la mañana y de Valencia a las 8:35 h.

Los trenes Talgo entre Valencia, Madrid y retorno fueron la gran novedad de calidad ferroviaria a partir del 18 de febrero de 1964 y por la vía de Cuenca, que cobró importancia de línea de primera, clasificación que perdió cuando el 1 de junio de 1980 Renfe puso en servicio varios servicios diarios de eléctricos Intercity por la línea de Albacete, que realizaban el viaje en 4 horas y 35 minutos.

Heredamos los trenes Talgo tipo II retirados de su circulación entre Madrid y Hendaya, donde comenzaron su andadura el 14 de julio de 1950.

Talgos que hasta el 20 de septiembre de 1969 pasaron por la calle Maestro Sosa, cruzaron la calle Jesús y la avenida Pérez Galdós, y tras circular entre las partes posteriores de las viviendas del barrio Ramón de Castro y dejar a su derecha el trazado hacia Manises y Llíria, seguían en línea recta por la actual avenida de Tres Forques hasta el linde municipal con Xirivella. Un trazado liberado de pasos a nivel con la apertura al servicio de la variante por Vara de Quart.

A partir del 1 de marzo de 1970 fueron sustituidos por los Talgos III, y entre 1974 y 1980 sólo hubo un servicio siendo el otro sustituido por un Ter que necesitaba 5:15 h. para recorrer la línea por Cuenca mientras que los Talgos más modernos habían reducido el tiempo de viaje hasta 4:50 h. Talgo que hasta el 29 de mayo de 1976 realizó servicio directo entre Madrid, Valencia y Barcelona, y retorno. Entre Valencia y Madrid ambos trenes se detenían en Requena, Utiel, Cuenca, Huete, Tarancón y Aranjuez.

Archivo de Las Provincias. 19/12/64
Talgos cruzándose en Carboneras de Guadazaón (Cuenca)

En la foto se ven vagones de mercancías sobre las vías del muelle y de estacionamiento para gran velocidad y puerta a puerta, posteriormente sustituidos por las vías 7, 8 y 9, y en la prolongación de la vía 2 hay dos coches de viajeros, con carrocería de madera, sobre bogies y con plataformas abiertas en los extremos. Eran del modelo Costa para cercanías, dos supervivientes, ya que a partir de 1962 los ferrobuses fueron sustituyendo paulatinamente los servicios de cercanías y media distancia realizados con coches remolcados por locomotoras de vapor y los trenes de largo recorrido utilizaban generalizadamente coches metálicos o metalizados.

También al fondo de la imagen se ven las naves para mantenimiento de tracción diésel, que fueron derribadas y ocuparon su espacio las vías 21 y 22, y en un espacio entre las vías una vieja locomotora de la compañía valenciana Almansa-Valencia-Tarragona que en los años sesenta la utilizaban para suministrar vapor de calefacción a los trenes.

Por el atraso y mal estado de la industria española de posguerra la American Car and Foundry (ACF) de Estados Unidos construyó para la empresa Talgo (Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol) cuatro composiciones, de las que tres llegaron a España en 1949, y la cuarta, precisamente la de la foto en Valencia, en 1959, después de haber circulado desde su construcción en 1955 por líneas de varias compañías ferroviarias de  Estados Unidos (Rock Island, New Haven, Maine,…..). Trenes  remolcados por locomotoras designadas con advocaciones marianas: Virgen del Pilar, Virgen de Aránzazu, Virgen de Begoña y Virgen de Montserrat.. En ellas representados Aragón, el País Vasco (2) y Cataluña.

ALDAYA.- Último Talgo procedente de Madrid. 31 de Mayo 1980, 
foto de Esteban Gonzalo.
Un tren de lujo, el primero con aire acondicionado en Europa, más rápido pero menos cómodo que viajar en coches sobre bogies por vías con juntas de dilatación. Comodidad que aumentó cuando fueron modernizando las líneas con raíles soldados sobre traviesas de hormigón. En el tramo entre Valencia y Utiel el rejuvenecimiento realizado en los años sesenta del siglo pasado consistió en sustituir las viejas vías fundacionales (1883-1887) entre Valencia y Utiel por otras en mejor estado y con juntas más espaciadas. Mejora que junto con algunas correcciones de curvas permitieron que circularan a 140 km/h entre Valencia y Buñol, veinte kilómetros más por hora de lo permitido en España hasta 1964. 

Los Talgo II eran composiciones indeformables para las que se necesitaba un trazado triangular para invertir el sentido de marcha. Aquí lo conseguían con las dos vías, una procedente de la estación de viajeros y la otra desde la zona de mercancías, que se unían al final de la calle Maestro Sosa. Dos veces cada día realizaban la maniobra cortando la circulación hasta la avenida de Pérez Galdós.

Tras dejar de circular estos trenes el 15 de enero de 1972, la composición con la locomotora Aránzazu pasó al Museo del Ferrocarril en Madrid Delicias y la locomotora Begoña al Museo de Vilanova y la Geltrú con cuatro vagones o eslabones.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...