martes, 24 de abril de 2018

EL FOSSAR DE SAN MARTÍN

Archivo Municipal

En la Valencia del siglo XVIII los cementerios urbanos, els fossars, se convertían en urnas funerarias que por la estrechez de sus calles y su inexistente ventilación, daban a la ciudad un aspecto insalubre falto de higiene. Y así sería hasta el siglo siguiente con la inauguración del Cementerio General en 1807 y la consecuente desaparición de los parroquiales.

El mayor fossar de Valencia era el de San Martín, cuando la calle de San Vicente era muy estrecha y la de San Fernando ni existía, en cuyo lugar el cementerio se extendía a sus anchas con dos puertas de entrada, mientras  que en la de Calabazas se abría otra.

El cementerio de San Martín compartía tapia con el de Santa Catalina en la proximidad de la plaza del Mercado, en cuyo lado tenía el de la santa una de sus entradas.

Por la proximidad del Mercado, se convertía el mismo en lugar de paso hacia ambos fossars, por lo que al ser tan concurrido podemos imaginar su aspecto fúnebre con cierta frecuencia.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...