domingo, 25 de marzo de 2018

COMITIVA POR LA CIUDAD

Archivo Municipal

1926 - En la Valencia de los años veinte y treinta del siglo pasado era normal ver de vez en cuando pasear sus calles una comitiva como la que observamos en la foto, en esta ocasión por la calle Alicante.

Partían de la Casa Consistorial y con sus mejores galas. La encabezaban los maceros, mientras que la Banda Municipal cerraba su paso. La policía a caballo también acompañaba al evento que servía para abrir camino cuando la concurrencia del público era masiva, en una marcha que siempre tenía su destino: homenajear a un patricio mediante la colocación de una placa en la calle de la ciudad. 

Timbales y clarines, banderas y vivas era lo consustancial al acto patrocinado por el Alcalde, al frente de sus concejales. La asistencia del cronista de la ciudad era lo habitual, al igual que la figura del secretario municipal quien como notario de una decisión aprobada por la comisión correspondiente da lectura del acta.

La Marcha de la Ciudad, L'entra de la murta, el Himno de la Exposición, que después sería el Regional eran las piezas musicales más repetidas, y las exaltaciones y las gratitudes eran las claves de las oratorias a cargo de las personalidades que hacían surgir los vivas de un público que gozaba el momento. La Senyera se convertía en la reina de la mañana. 

Lo Rat Penat y el Circulo de Bellas Artes eran, en muchas ocasiones, las almas del homenaje llamado a perpetuar en nuestra retícula urbana sus mejores hijos.
   
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...