jueves, 21 de noviembre de 2013

JOAQUÍN SOROLLA

Joaquin sorolla 1901

EL PINTOR DE LA LUZ

1901 - Nació en Valencia en 1863 y desde muy pequeño se interesó por el dibujo; cuando era un zagal de 15 años ingresó en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad, dos años más tarde viajaría a Madrid, donde estudiaría la obra de Velázquez y Ribera.

Gracias a su obra “El Palleter”, en 1885, obtuvo una pensión de la Diputación de Valencia para viajar a Roma a estudiar, donde permaneció durante una temporada de cuatro años. Al regresar a España, se marchó a vivir a Madrid y fue en la capital española donde con su obra pictórica alcanzó el fama. Llegando pintar al monarca en los jardines del Palacio Real.

Consiguió la fama internacionalmente con un cuadro que curiosamente tituló “Y aún dicen que el pescado es caro” mostrando con él la difícil situación de los pescadores que arriesgaban su vida en el mar para dar alimento al pueblo. A principios del siglo XX expuso con notable éxito sus obras en Viena, Paris, Chicago, Berlín, Nueva York y Londres.

En 1904, el americano Sir Archer Milton Huntington, director de la HispanicSociety of America , le encargó al pintor valenciano que realizara una colección de lienzos de gran tamaño que representase a España. Para ello Sorolla viajó por toda la geografía española para inmortalizar el sol del mediterráneo y los reflejos de las velas desplegadas, el carisma de los españoles y sus tradiciones y fiestas.

Finalizó sus pinturas en 1919 y en 1920 el pintor tuvo que abandonar su actividad artística por una parálisis producida por una hemiplejía. Tres años más tarde moriría en su casa de Madrid y su cadáver sería trasladado a Valencia, acompañado de una multitud fervorosa y con honores de capitán general, dejando una abundante obra cuyo catálogo sobrepasa los 2200 óleos.

Convirtiéndose en símbolo de la ciudad del Turia como podemos verle en la fotografía, a pesar de que suscitó muchas envidias por parte de la intelectualidad de su época por su éxito alcanzado. Los valencianos hemos reconocido en él a nuestro gran pintor. 

Texto: Isabel Balensiya


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...