martes, 5 de julio de 2016

EL SANTO CÁLIZ

Hemeroteca Municipal

Bajo el reinado de Alfonso el Magnanimo Valencia alcanzó su mayor esplendor siendo la ciudad más importante de la Corona de Aragón. Tal fue su poder económico que financió las campañas del monarca por el Mediterráneo para extender sus dominios.

En su agradecimiento a la ciudad y como garantía de la deuda contraída, dio instrucciones para que una serie de reliquias (así como objetos de gran valor representativo entre los que destacan las cadenas de Marsella) fueran entregadas a la ciudad. La de mayor consideración fue la del Santo Cáliz que en el siglo III había llegado a España desde Roma de la mano de quien sería elevado a los altares como San Lorenzo, custodiada primero en diversos lugares de los Pirineos y tras su paso por Zaragoza en 1399, posteriormente por Barcelona, fue entregada al Cabildo de Valencia un 18 de marzo de 1437, donde desde entonces permanece.


Del que fuera o no el que protagonizara la Santa Cena, lo cierto es que el cuenco de piedra, en la actualidad con bello y rico ornato como base para su presentación, está datado con precisión en la época de los hechos y se corresponde con el momento que tuvieron lugar los últimos días de Jesús, mientas que otros de los supuestos cálices que se atribuyen como auténticos puedan documentar su antigüedad, ni que la piedra que lo forman tengan las características de las que se utilizaban en la Judea en aquellos años. 

Condición sí acreditada en el Santo Cáliz que se venera en su Capilla de nuestra Catedral.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...