viernes, 17 de abril de 2015

LA PALMERA DE LA PLAZA MIRASOL


Años 40 - Situada en una retícula de estrechas  callejuelas, la plaza Mirasol fue derribada para la apertura de la calle Poeta Querol. Como importante centro docente, el colegio de los Maristas focalizaba la atención en la plaza mediante la entrada y salida de sus alumnos, lugar en el que existía una palmera, único residuo que permanece en la ciudad de aquel pequeño y entrañable rincón.


Y lo fue gracias a la feliz idea de su traslado a la Alameda, en el inicio de la avenida de Aragón a la izquierda, tras los derribos en la zona, donde en la actualidad se puede contemplar alta y esbelta. De este modo se logra mantener parte de una Valencia de nostálgico recuerdo, al menos, para los alumnos de aquellos años.

Y en su observancia y de repente, al caminante y antiguo marista, la desaparecida plaza Mirasol le aparece a sus pies.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...