jueves, 20 de febrero de 2014

EL CUPÓN REGALO COMERCIAL

cupor regalo comercial años 50
Años 50 - Ciertamente era un pintoresco sistema de ahorro. Directo y sencillo. Ahorrar comprando. Y al estar introducido en numerosas tiendas de barrio, los ultramarinos, las mercerías, las de carnes y pescados, las bodegas de cada calle, lo hacía aún más eficaz, pues en las habituales compras del día y al pedir los “cupones del regalo comercial” para llenar la cartilla pegándolos en sus páginas, te daba la posibilidad de acudir un día a  la tienda de la calle de Marqués de Sotelo, o finalmente a la que estaba situada en unos bajos de la “finca de hierro”, con sus estanterías repletas de un gran número de artículos, en especial los de cocina y hogar, y de esta guisa conseguías artículos de primera necesidad al intercambiar los cupones por vajillas, pucheros, ollas, cuchillos, batidoras, cafeteras, vasos, infiernillos, toallas, y un largo etcétera. Artículos que gracias al cupón regalo comercial se convertían mediante su adquisición en una forma de ahorro mensual.

2 comentarios:

Gregorio dijo...

Muy interesante, ahora en algunos periódicos, aparecen ya no los cupones para conseguir cualquier invento, desde una aspirador hasta un carrito con alimentos , sino que aparecen a imagen de otros países cupones con descuentos para diferentes comercios , aunque como se ve en esta vida sino todo casi todo esta inventado . Buen día, un abrazo. Gregorio

Julio Cob dijo...

Gregorio, tienes razón, todo está inventado; la diferencia es que ahora parece qué te regalan cosas.
Con el CRC, al menos, te las regalaban de verdad.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...