viernes, 5 de enero de 2018

INTENTOS FERROVIARIOS FALLEROS SIN CONTINUIDAD.


(1949)

Los ferroviarios de Valencia-Alameda tuvieron su comienzo fallero en 1949 y los de Valencia-Jesús en 1953, pero ambos no continuaron.

Empleados de la estación y talleres del ex Ferrocarril Central de Aragón en Valencia crearon una comisión y plantaron en marzo de 1949 una falla, adscrita a la sección especial, en la explanada de acceso a la denominada estación Valencia-Alameda en época de Renfe. Con el lema “El pato de la Fira de juliol” el artista Vicente Canet Pabellón realizó una falla cuyo argumento criticaba la falta de atractivo de la Feria de Julio que montaban a pocos centenares de metros de la terminal ferroviaria.

Según cuenta Josep Lacreu Sena en su libro Los Ferroviarios y el Ferrocarril, tanto le gusto la iniciativa fallera al entonces Director de la IV Zona de Renfe, Ricardo Suárez Blanco, que consiguió trajeran la réplica del Tren del Centenario, que había construido la Maquinista Terrestre y Marítima el año anterior para conmemorar los cien años del primer ferrocarril peninsular entre Barcelona y Mataró. Durante los días 17 al 21 de marzo el tren estuvo circulando y admitiendo viajeros de Valencia Término (Actual Estación del Norte) a Valencia-Alameda, al Grao, a Sagunto, a Xátiva y a Cullera, “ para que el público de los pueblos pudiera utilizar y contemplar cómo era el primer tren que circuló en España”, según rezaban los anuncios publicados en la prensa de aquellos días.

En 1957 formaron nuevamente una comisión para plantar falla en marzo de 1958, pero desistieron después de las riadas del 14 de octubre de 1957.
(1953)

Los ferroviarios de Valencia-Jesús, línea sur del trenet entonces gestionada por la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia (C.T.F.V.), tuvieron dos fallas, una fija y otra móvil. La fija, según Josep Lacreu, fue plantada en la explanada de acceso a la citada estación, la hizo el artista Vicente Guillot Bulls, y con el lema “Lo que fon, lo que es i lo que será” se refería al proyectado enlace de ese ferrocarril con el de Carcaixent a Denia, que permitía continuar hasta Alicante por el trenet de La Marina.

En cuanto a la móvil, fue una fiel reproducción de una locomotora de vapor montada sobre una carretilla Fenwich, que participó en la Cabalgata del Ninot e hizo recorridos por varias calles céntricas y de la zona de Patraix. Fue comentada en este blog el 12 de marzo del 2015.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

Fotos del libro Los Ferroviarios y el Ferrocarril

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...