sábado, 27 de febrero de 2016

JOAQUIN SOROLLA I BASTIDA (1863-1923)

Mosaico en su recuerdo en la calle las Mantas

El 27 de febrero de 1863 nace en Valencia, en la calle Nueva —hoy denominada Mantas—, nuestro pintor más universal, Joaquín Sorolla i Bastida. Hijo de Joaquín Sorolla Gascón, natural de un pueblo de Teruel, y de Concepción Bastida Prat, una joven valenciana de 22 años. Su padre, uno más de los numeroso aragoneses que emigró a Valencia en el siglo XIX, tenía una tienda de tejidos en el barrio del Mercat, llamada “Tendeta del sis dits”; una situación familiar muy parecida a la de otro valenciano de gran éxito, D. Vicente Blasco Ibáñez, también hijo de comerciantes aragoneses, quien nació en el mismo barrio cuatro años después.

Un año más tarde nació su hermana Concepción, la familia ya estaba completa. Pero la terrible epidemia de cólera que sufrió Valencia, hizo que Ximet y Concepción quedarán huérfanos a muy corta edad. En 1865, su madre y, tres días después, su padre fallecieron de cólera. Isabel Bastida y su marido, el cerrajero Juan Piqueres Guillén, se hicieron cargo de los pequeños sobrinos, acogiéndolos como sus propios hijos.

Juan Piqueres tenía una forja en el Grao, donde fabricaba herrajes para las embarcaciones y Ximet, desde muy pequeño, acompañaba a su tío para aprender el oficio. Pero el destino hizo que cambiase el futuro del pintor: su entrada en la Escuela Normal de Valencia, marco su vida. Su director, Juan Baltasar Perales, al observar la habilidad del pequeño con el dibujo, recomendó a sus tíos que encauzasen a Ximet hacia las bellas artes, siendo matriculado en las clases nocturnas del reconocido escultor Cayetano Capuz. En pocos años, Joaquín Sorolla i Bastida comenzó a ganar sus primeros premios.

Texto de Mauro Guillén

Fuente: Joaquín Sorolla, viajero de la luz, de Abelardo Muñoz (Ed. Institució Alfons el Magnànim, 1998)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...