miércoles, 15 de abril de 2015

LOS BAÑOS DEL ALMIRANTE

baños almirante
Foto de V. Barberá Masip (1871-1935)

Reciben el nombre de Almirante de la figura institucional creada por Jaime I para estar al frente de las fuerzas navales de la Corona de Aragón. Y es a principio del siglo XIV cuando el rey Jaime II concede unos terrenos a Pere de Vilarrasa para que construya unos baños, según se cree para el servicio de sus hombres que construían su palacio muy próximo. Se decidió por el estilo mudéjar y a semejanza de los existentes en época musulmana, sin descartarse su existencia en aquellos años. ¿Árabe o cristiano?

Su importancia viene dada porque es un punto de encuentro entre la cultura de aquellos años, cuando la costumbre árabe en su afición a los baños imperaba en la ciudad. Y de alguna forma aquellos hábitos llegan a nuestros días  a través de  sus estancias abovedas que dan cobijo a las diferentes salas de temperaturas frías, templadas y calientes donde el vapor aviva nuestra imaginación y en su viaje nos traslada la Valencia mora.

Desde su origen y durante más de seis siglos actuaron como baños, hasta 1959 que se convirtió en un gimnasio de explotación privada que motivó la adecuación de su interior con importantes modificaciones. Al pasar a propiedad de la Generalitat en los años ochenta, los Baños del Almirante fueron rehabilitados para que adquiriesen su mayor rigor cultural, como testimonio de su histórico pasado.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...