jueves, 20 de marzo de 2014

CUENTO DE HADAS

cuento de hadas_1967

Fuente - New York : Binternational Telephone and Telegraph Corporation, cop. 1927.
(Con mi agradecimiento a Paco Mañez por su información)

1967 - Mientras Risalda humedecía sus labios en la lámina de agua, unas gotas cayeron sobre sus alas.

De inmediato voló y se posó sobre la taza de la fuente de las Cuatro Estaciones, agitó sus alas y segundos después emprendió su vuelo hacia el castillo. 

Sobrevoló la cerca y cogió nueva fuerza, reposando en el tronco de la palmera que el sol de la tarde sombreaba sobre la espigada torre del palacio.

Decidida, reanudó su vuelo para penetrar por el gran portalón, ya desnudo de puertas, por el que unos hombres salían cargados con muebles y enseres que habían vestido su interior, donde la rica colección de cerámica de sus paredes había desaparecido. 


Voló por la amplia escalera -¡vaya si la conocía!- hacia el primer piso, algo molesta por el polvo que le llovía.  Se adhirió al eslabón de una cadena que otrora había sujetado una suntuosa lámpara de bronce, se aligeró de las motas y reprendió el vuelo hacia lo alto de la torre. 

Los camiones dispuestos ya se habían apoderado del jardín. Todo era desolador. 

Risalda no iba a poder olvidarse de tanta belleza y por eso quería que disfrutaran sus ojos mientras el Palacio de Ripalda se mantuviera en pie.

1 comentario:

Gregorio dijo...

Muy interesante el comentario y muy buen la foto. Gracias , un abrazo y buen día . Gregorio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...