jueves, 24 de octubre de 2013

CASA CONEJOS

Casa Conejos. 1930, calle de San Vicente, 4

Fuente – Rafael Solaz 

1930 - La muy popular Casa Conejos de la calle San Vicente 4, ha sido uno de los muchos entrañables establecimientos que no ha podido resistir el paso del tiempo y con su recuerdo hace que resurjan en nuestra memoria páginas de nuestra juventud. A la importancia que tuvo tan emblemática tienda de sastrería y confección, se le une su pertenencia al siempre importante anecdotario de la ciudad, tanto en cuanto y al mismo tiempo que se instalaba la luz eléctrica en la ciudad, fue, a modo de celebración, el primer comercio que ofreció a su clientela la luz de sus radiantes bombillas, por lo que causó tan gran impacto, que su escaparate fue centro de visita obligada del gran público, tanto de la ciudad como de sus afueras, que asombrado ante aquel “extraño brillo” disfrutaba como si de una fiesta fuera. 

Y esto sucedía en 1882, cuando el alumbrado en las calles lo era de gas, siendo en 1886 cuando su instalación se extendió por toda la ciudad.  La foto de 1930 nos muestra su aspecto ya con la luz eléctrica que con el cambio de siglo no era novedad, pero observando su interior y desde la perspectiva actual, ver que habían más empleados que clientes, gentilmente atendidos y sentados estos ante el mostrador para la compra de unos pañuelos, toallas o algodones, nos produce tanto impacto como el que causó a quienes por vez primera y en sus “paseos por escaparates” descubrieron un nuevo resplandor: el de la luz eléctrica.

2 comentarios:

Gregorio dijo...

Es una lástima que en todas las ciudades , comercios tradicionales que dieron prestigio y notoriedad al comercio local , por diversas razones , hayan desaparecido o estén a punto de desaparecer , hay que reconocer que para muchos de ellos , la crisis tan brutal de estos años ha supuesto la caída del telón . Además hoy en día se tiende a una globalización del y comercio y en diferentes ciudades puedes observar los mismo comercios que están en todas las ciudades, sin que esto sea una crítica hacia esos comercios, pero el encanto de aquellos comercios como el de la foto, por desgracia en muchísimos casos , ya solamente es historia . Muy bonita la foto, gracias Julio y a Rafael también , por la foto y el post. Gregorio .

Julio Cob dijo...

Gregorio, la calidez de aquellos comercios ha desaparecido en nuestras vidas; y no sólo esto, sino el trato afable,cordial y vecinal que tanto nos enriquecía y amigaba.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...