lunes, 24 de abril de 2017

FESTEJOS VICENTINOS

Archivo Municipal


En abril de 1919 y con motivo del quinto aniversario del fallecimiento de San Vicente Ferrer la “Asociación del Mocadoret” anunciaba su programa de festejos para el año en curso. Del mismo, destacaba el propósito de bautizar a un  recién nacido de acuerdo con la exigencia de que sus padres, asociados o no, tuvieran su domicilio en una de las siguientes calles:

Plaza Lope de Vega, Sombrerería, Zaragoza, Correjería, Subida del Toledano, Cocinas, Zurradores, Zapatería de los Niños, Numancia, Ercilla, Embou, Purísima, Cadirers, Burguerins, Danzas, Plaza de la Compañía, Cenia, Estamenería Vieja, plaza de Collado, Derechos, Nueva, Mercado, Trench, Platerías, Tapenería, Verónica y Milagro de San Vicente.

Era condiciones básicas que fuera varón, haber nacido desde las 12 horas del día 28 de abril de aquel año, justificar los padres su legitimidad y estado de pobreza, éste, por supuesto, a juicio de la Junta. Además se debería aceptar el nombre de Vicente para el niño, mientras que los padrinos serían nombrados por la corporación vicentina, entidad que correría con los gastos del bautismo. Se comprometía también a abrir una libreta de ahorros en el Monte de Piedad con 25 pts a favor del niño, para su disposición al inscribirse en el servicio militar. 

Las últimas condiciones daban a la Junta la potestad de señalar el día y hora para el acto, al igual de que en el supuesto de que fueran dos los niños en igualdad de condiciones, sería de su juicio indicar el agraciado.

Las solicitudes debían de presentarse en la secretaría de la Corporación, calle del Milagro de San Vicente, número 2.

Entre los numerosos actos programados, era de mención la colocación de una placa conmemorativa situada en la casa donde se levanta habitualmente el altar vicentino de la calle de la Tapinería.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...