sábado, 29 de octubre de 2016

LAS TORRES DE QUART, CAMINO A SU NOMBRE

Archivo Municipal


Ya en el siglo XV en plena de gestión de nuevas obras que la ciudad necesitaba por la importancia comercial que iba adquiriendo,  los Jurados decidieron que debía existir otra semejante en su monumentalidad, orientada al cercano caserío de Quart de Poblet, del que tomaría su nombre. 

Y en el mismo lugar donde existía una sencilla puerta conocida como de “la Cals”, en 1441, se iniciaron las obras para su construcción que en un principio encomendaron al arquitecto Tomás Oller.

Su ejecución y por diversas circunstancias no fue tan rápida como la llevado a cabo en las Torres de Serranos,  pues hicieron falta el paso de 19 años para su inauguración, debido a frecuentes interrupciones.

Puerta que se concluyó en 1460 aunque continuaron las obras y que estuvo a cargo de otros “mestres en el noble art de la pedra”, como lo fueron además del citado para su inicio,  Francesc Valdomar, Jaume Pérez,  Pere Compte y Pere Bonfill.

Archivo Municipal

Inaugurada la obra causó admiración por su pronunciado resalte en talud que hace las funciones de pedestal y los matacanes que rematan las torres almenadas.

Los Jurados ya tenían sus deseadas en grandeza Torres de Quart.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...