jueves, 12 de mayo de 2016

EL HOSPITAL D'EN CLAPERS


Lugar de su situación en la calle Sagunto 
Archivo Asociación Clavarios Cristo de la Fe

Tras la reconquista, a lo largo del siglo XIII, los centros hospitalarios establecidos en la ciudad de Valencia estaban bajo el amparo eclesiástico, todos ellos de posibilidades económicas muy reducidas y por consiguiente con un escaso número de camas. El primero de ellos fue el de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén capaz para catorce necesitados. De forma inmediata se construyeron el de Santa María de Roncesvalles, cerca de la futura Catedral, con una capacidad para doce y un centro para enfermos de lepra en el camino de San Julián, hacia Sagunto, a unos trescientos metros del río. En 1250, el de San Vicente, junto a la Roqueta, útil para treinta y cuatro enfermos. Y el de San Guillem, encomendado a los trinitarios junto al Convento de la Trinidad donde se podían alojar hasta doce pacientes. Finalizó el siglo con la construcción del hospital de Santa Lucia bajo la dirección de los Frailes Menores franciscanos, cerca de la calle San Vicente. 


Restos arqueológicos 
Archivo Asociación Clavarios Cristo de la Fe

Sería ya en el siglo siguiente cuando se fundó el primer centro hospitalario auspiciado por un seglar. Y así, en 1313, Bernat de Clapers puso en funcionamiento un hospital en la calle Sagunto, situado a unos doscientos metros del Turia con una capacidad para dieciocho camas. De su administración se encargó su esposa, testando que a su fallecimiento fuesen los Jurados de la ciudad quienes se encargaran de su funcionamiento. Su deseo de que el centro hospitalario fuese ajeno a la Iglesia se vio cumplido. 

Durante los siglos XIV y XV fue el centro sanitario más importante de la ciudad, hasta que a comienzo del XVI y con la creación del Hospital General, se unificaron en el mismo los diferentes centros hospitalarios a lo largo del siglo con algunas excepciones.

El fundador del hospital fue un burgués acomodado de quien según Martínez Ferrando en su “La Valencia de Jaume II”, investigando su personalidad, expresó que “poca cosa sabem de Bernat de Clapers”, aportando como datos de interés “que fou un ric mercader;  a favor seu es dictaren ordres reials d’exercir represalies contra mercaders estrangers per compensarli perjudicis causats als seus interessos particulars  (...). Tal vegada Clapers féu la seua fortuna amb el comerç d’esclaus sarrains, negoci de tanta prosperitat en aquest periode, com a contrapartida del que realitzaven els mercaders musulmans a base d’esclaus cristians”.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...