miércoles, 6 de agosto de 2014

¡VAMOS A LA PISCINA!

piscina las arenas

Años 50 – Piscina de las Arenas junto a su Balneario suministrada por agua del mar que igual servía para el baño que para “campeonatos de España de Natación” en sus distintas modalidades, saltos de trampolín incluidos o partidos de waterpolo, como es el caso que nos muestra la foto con una de las porterías encajada en el bordillo.

Cafetería con  un esmerado servicio donde se servía el aperitivo, el vermut de mediodía, ofrecido por unos elegantes camareros atentos a una clientela fiel que disfrutaba de la brisa. O se tostaban al sol, justo encima donde existía un solárium, protegidos por cremas de producción casera a base de aceites que también procuraban un bronceado rápido que estaba de moda. La piel blanca y como señal de una más elevada clase social de los años treinta, había pasado página. La ducha para caballeros y al fondo para señoras, completaban unas instalaciones de gran prestigio estival donde la clase media-alta se arremolinaba entre las aguas, el sol y el refrigerio.


¡Y de dos alturas!.

¡ FELICES VACACIONES !

1 comentario:

Gregorio dijo...

Hay que reconocer la labor que cumplen y ha cumplido las piscinas, no sólo en ciudades con costa sino como aquí en León, que so nuestro mar diario para combatir los calores,,aunque este año no este siendo especialmente cálido. En. Mi caso, viene a la memoria , las estancias casi durante todo el,día en la piscina , primero aprendiendo a nadar, luego con tus primeros escarceos de grupito de niños con alteraciones hormonales de la pubertad , contemplando a las niñas que nos hacían tilín y luego siendo parte de tu vida , en mi caso desde mediados de los años 60, cuando era un renacuajo , forma parte de mi vida la piscina . Como siempre muy interesante el post. Buendía, un abrazo. Gregorio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...