viernes, 20 de diciembre de 2013

VIVIENDAS SOCIALES

Grupo de viviendas Virgen de los Desamparados. 1953 copia
1953 - GRUPO NUESTRA SEÑORA DE LOS DESAMPARADOS

El Arzobispo Olaechea, que lo fue de Valencia entre los años 1946 y 1966, se le conoció, cariñosa y popularmente, como el “arzobispo tombolero”. Desde un primer momento y al ver la penuria de muchas familias valencianas cuya única alternativa era la de residir en chabolas ubicadas a lo largo del cauce del rio Turia, desde Mislata hasta su desembocadura de Nazaret, su objetivo no fue otro más que darles un digno albergue y al alcance de su débil economía. Y la puesta en marcha de la Tómbola Valenciana de Caridad hizo que fuera posible convertir su sueño en una realidad, gracias a unas muy generosas recaudaciones fruto de la eficacia de su gestión que otorgaba sustanciosos premios, y a la cumplida respuesta que tuvo por parte de los valencianos. 

Porta álbum Tombola Valenciana de Caridad. 1957 Su objetivo se vio realizado con la construcción de diferentes “Grupos de Viviendas”, como lo fueron el del Barrio de San Marcelino, en honor a su nombre, el de San Juan Bosco, el de Nuestra Señora de los Desamparados en Patraix, el de la Virgen del Puig en Benicalap, donde también se edificaron viviendas en las calles de Rosales y Picayo. Así como en otras localidades de la provincia, tales como las de Sueca, Torrente, Carcagente, Játiva, entre otras.

Vemos una foto del Grupo de Nuestra Señora de los Desamparados de 1953 y la del álbum que servía para coleccionar los boletos que estampaban postales de España.

Fotos del Archivo de Rafael Solaz

2 comentarios:

Amparo Lleó dijo...

Fue enorme la labor que hizo D. Marcelino por los necesitados de Valencia, siempre, y despues de la riada de 1957, se entrego en cuerpo y alma por todos. En un programa que hicieron en Radio Juventud de Murcia, que consistia en una Gran Subasta para recaudar dinero para los damnificados, donde habia personas que ofrecian cosas y otros pujaban para adquirirlas, el llamó para donar su ANILLO PASTORAL.
Gracias a D. Marcelino y gracias a ti, Julio por recordarlo.

Julio Cob dijo...

Amparo, D. Marcelino fue una gran persona y dedicó toda su vida al auxilio de los más necesitados. Y todos sus grandes obejetivos aún están a la vista y por muchos años.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...