jueves, 12 de abril de 2018

EL MERCADO DE AVES




El nombre de Plaza Redonda se había popularizado de tal manera que el oficial del Cid y luego del Clot apenas era mencionado por quienes acudían al Mercado de Aves, que en aquellos años centraba la actividad del lugar con la venta toda clase de especies de pluma, donde se mezclaban el canto de algún gallo con los gorjeos de ruiseñores, así como la venta de toda clase de productos que guardaban relación, tanto de jaulas diversas como de alimentos para las aves.

El alcalde Sr. Valentín, durante aquel año de 1910 puso especial énfasis en las inspecciones sanitarias en diferentes zonas de la ciudad, que a la sazón presentaban característica dispares, tanto por las calles de Pueblo Nuevo del Mar, como en la calle Bailén o al principio del camino Hondo del Grao.

Pero siempre recordaba al Inspector Municipal Sr. Batlles su principal atención al “Mercado de Aves”, por ser céntrico y muy concurrido, donde la necesidad de su inspección sanitaria debía merecerle toda su atención, y en su caso, tomar las medidas oportunas, tanto en cuanto su actividad repercutía en la salud pública, muy reivindicada por la prensa de entonces.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...