lunes, 6 de noviembre de 2017

CASA DE LA BENEFICENCIA, SUS PRIMEROS PASOS

Archivo Municipal 

1950 Ca - A finales del XVIII con la creación de la Sociedad de Amigos del País (1776), surge de la misma la necesidad de crear centros de acogida con el fin de socorrer y ocupar al indigente y desvalido.

Ya en 1801 el Marqués de Varela, vicedirector de la Sociedad, se lamentaba del fracaso de una tentativa en la ciudad que no prosperó; pese a ello, aquel fue el primer intento que con el tiempo daría el resultado de la Casa de la Beneficencia de Valencia. 

Pasados unos años era en Sagunto donde en 1815 ya funcionaba un hospicio con ese nombre. El Teniente General Francisco Javier Elio, pensando en ello, quiso poner en marcha la idea de la Sociedad con un centro a cargo del capitán Juan Albi. Sus primero recursos, aparte las limosnas y la cuestación por barrios, vinieron del arzobispo Veremundo Arias. Tuvo éxito el establecimiento situado en San Pio V, pero con la muerte de Elio, prácticamente se extinguió la idea.

Sería en 1826 con D. José O’Donell como Capitán General, cuando se retoma la idea y crea la Junta de Beneficencia fijando la sede en la actual plaza de San Esteban, utilizando como capilla la que había sido del cementerio junto a la iglesia, por lo que se puede considerar como el inicio formal de la Casa, que fue visitada por los reyes, otorgando su patrocinio.

La citada Junta, desde 1834, fue presidida por el Gobernador Civil de la provincia, y desde 1845 por el alcalde de Valencia. Al resultar insuficiente pese a las reformas del edificio de la plaza de San Esteban, el Ayuntamiento solicitó al Estado las instalaciones del que había sido Convento de la Corona, pese al lamentable estado tras la exclaustración, al que hizo frente la Junta con la necesaria reforma, utilizando como iglesia la de los Padres Recoletos, efectuándose el traslado de los acogidos en 1841.

Fecha importante de la Casa de la Beneficencia fue en 1873 cuando por iniciativa del sacerdote Juan de Dios Montañés, director espiritual del establecimiento, la Diputación acordó la instalación de las hermanas Hijas de la Caridad para su buen funcionamiento. 

Se llevó a cabo una importante remodelación y la construcción en su interior de la iglesia neobizantina, obra del arquitecto Joaquín María Belda, inaugurada el 6 de diciembre de 1883.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...