sábado, 1 de julio de 2017

"ROBA TRADICIONAL VALENCIANA" - IV



Como siempre, ha sido el hombre el más perjudicado en cuanto a la moda se refiere; no por esto quiere decir que no ha tenido una presencia específica y elegante, vistosa y digna de toda mención.

LA CAMISA

La camisa está elaborada en telas caseras para el cuerpo y en telas de botiga para el cuello y las mangas, como la de la mujer. También está confeccionada de una pieza sin canesú y hasta bien entrado el siglo XX no se abrirá por la parte delantera como hoy la conocemos, dejando una pieza en el pecho ornamentada en bordados llamada pitera,  muy en boga en el siglo XIX y por medio de pliegues y fruncidos en el cuello en el siglo XVIII.

LES CALCES

Coinciden en todo con las de la mujer; se modifican única y exclusivamente para ir mucho menos guarnecidas y siendo normalmente de colores lisos, coinciden en la largaría en la “dels  calçons”, convirtiéndose en calcetines, cuando el calzón se alarga hasta el tobillo.



SARAGUELLS

Pieza que muchos autores opinan de uso interior y que en las faenas del campo se gastará exteriormente confeccionada en lienzos caseros y de anchura muy diferente según comarcas y épocas. Llegaron a la rodilla, e incluso un poco menos, replegándose todo su vuelo a la cintura por medio de un cordón que atraviesa toda la anchura del “saraguell”; sale al exterior por medio de ojales en la banda central.

Ocasionalmente aparecen otros de colores oscuros, confeccionados normalmente en lana, conocidos como  ”negrilles

Tanto unos como otros, llevan una pieza cuadrada entre las perneras denominada “cuadraet”, parecida a la colocada en los sobacos de las camisas, para dar más libertad a los movimientos.

También encontramos y como piezas más íntimas, los calzones interiores, confeccionadas en hilo o algodón, que coinciden en la elaboración de los “calsçons”, cambiando única y exclusivamente en la forma de cerrarse, que dejan una abertura en forma de bragueta y que irán replegados a las rodillas por medio de lazos. Estos calzones que en el siglo XIX se harán más largos y rayados son, lo que podríamos decir, los padres de los actuales “calçotets”.

También sabemos que existían unas piezas nominadas bragas, que no podemos describir, ya que no se han encontrado piezas antiguas, solamente tenemos referencia por las documentaciones escritas.

ELS CALCONS.

Son las piezas que protegen las piernas y las encontramos de diferentes medidas dependiendo de la moda del momento. Confeccionadas en toda clase de telas, desde la más fina seda, hasta la más fuerte de las lanas, así como de colores variadisimos, y que hasta el final del siglo XIX son lisos, dejando la fantasía de cuadros, rayas, etcétera, para, cuando por la moda, se alargan hasta los tobillos.

Hasta el siglo XVIII sobrepasan un poco la rodilla y se cogen a esta por medio de un cordón o cinta que se pasa por un doble hecho en la tela.

La construcción de estos va a ser siempre parecida, dejando una amplia banda por la cintura que recogerá todo el pantalón, se abotonará por delante dejando una abertura en la banda de atrás que será sujetada por medio de cordones.

Hasta el siglo XX no aparecerá la bragueta como hoy la conocemos, cerrando la parte delantera por medio de una tapa que tan solo continuarán utilizando los marineros.

Publicado por “Mes a Mes” que fue editado por la Asociación Cultural "El Portalet"

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...