viernes, 17 de febrero de 2017

HOMENAJE A VICENTE BLASCO IBÁÑEZ JUNTO AL MARE NOSTRUM



1986 - Junto al Mediterráneo que tanto le sedujo e inspiró, en el entonces restaurado tinglado dos del puerto autónomo de Valencia estuvo entre el 27 de junio y el 30 de septiembre de 1986 la exposición antológica “Vicente Blasco Ibáñez, la aventura del triunfo 1867-1928”. A modo de conmemoración retrasada del centenario de su nacimiento que no se celebró como correspondía en 1967. 

Más de 400 fotografías, facilitadas principalmente por la familia Blasco, José Huguet y Ricardo Bolinches, prensa de la época, en particular del diario El Pueblo que Blasco fundó en 1894, así como manuscritos y primeras ediciones de su editorial Prometeo formaban la parte principal de la exposición.

Destacaban Arroz y Tartana, Flor de Mayo, La Barraca, Entre naranjos y Cañas y Barro, el famoso grupo de obras de su tierra, en las que retrató, con claridad y fidelidad a los ambientes, a la burguesía valenciana, a los pescadores, a la huerta, a las plantaciones del valle del Júcar y al lacustre Palmar. También escribió novelas románticas, folletinescas, sociales y de guerra, cuentos, innumerables artículos periodísticos, incluso un drama El Juez que con éxito fue estrenado en el teatro Apolo de Valencia el 12 de mayo de 1893. Un escritor precoz, ya que a los 15 años se estrenó con el relato La Torre de la Boatella que Lo Rat Penat incluyó en su Calendario Llemosí para el año 1883.

Tuvo módulo especial la actividad artística entre 1880 y 1920, con obras de Joaquín Sorolla, Ignacio Pinazo, Camilo Pla, Muñoz Degraín, Arturo Ballester,  Stolz, Pedro Ferrer, Fillol Granell y Juan Antonio Benlliure. Veintiocho pinturas y otros tantos dibujos relacionados con la obra de Blasco procedentes de importantes museos españoles y de colecciones particulares. Además dos bustos de bronce y uno de mármol de Mariano Benlliure y la escultura en madera “Mirando al mar” de Carmelo Vicent, cuya reproducción por el "artista faller" Manuel Martínez fue colocada en un saliente mirador sobre las aguas del puerto.

En el módulo dedicado a la expansión urbana de Valencia y el Modernismo destacaron las grandes y artísticas maquetas del Ayuntamiento y de la Estación del Norte, obra cumbre modernista de Demetrio Ribes que a escala reducida realizó Julio García Rivas.

Además, audiovisuales, la edición de los libros “Vicente Blasco Ibáñez” y “Blasquistas y clericales”, un catálogo con el contenido de la muestra, carteles y un facsímil del primer ejemplar del diario El Pueblo que apareció el 12 de noviembre de 1894. 

Un homenaje promovido por la Diputación de Valencia al insigne periodista, escritor y político, del que en 1922 dijo el hispanista Henri Mérimée que “la novela más variada era su vida”.


Texto de Esteban Gonzalo Rogel
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...