martes, 31 de enero de 2017

CONVENTO DE SANTO DOMINGO



"El edificio que hoy ocupa la Capitanía General de estos reinos fue hasta el año 1837 el magnífico convento de predicadores. Lo fundó el P. Miguel Fabra, a espensas y por donación del Rey Don Jaime, en la estensa llanura que se extendía al pie de la puerta de Xarea, y en un lugar que llamaban la Rambla, entre el río por una parte y una acequia por otra que se cruzaba por delante del palacio actual del conde de Cervellón. 

El huerto de este convento y la ciudadela formaban un huerto de una propiedad particular. Al principio era la iglesia de tierra, pequeña, oscura, y cubierta de madera; pero renovadas con el tiempo se construyó de piedra y al gusto que llaman gótico, que en el siglo XVII fue sepultado por los adornos churrigerescos de aquella época. En el día, destrozados los altares, se puede admirar la elevación de los arcos de las capillas y los delicados perfiles de sus columnas; de modo que si se hubiera de habilitar, bastaba destruir los pesados estucos que la afean, para presentar otra vez el verdadero templo del siglo XIV.

La capilla de los Reyes se concluyó en 1439 en tiempo de Alonso V; y además de su admirable arquitectura, es de ver la hermosa escalera doble que conduce a lo alto del tejado; obra caprichosa, sólida, y de elegante construcción. El sepulcro de mármol que se eleva en el centro contiene los restos de Doña Mencía de Mendoza, viuda en segundas nupcias de don Fernando de Aragón, Duque de Calabria, virey que fue de este reino, y de Don Rodrigo de Mendoza, marqués de Zenete, muerto en la calle de Gracia en un motín de los agermanados,  y su esposa doña María de Fonseca."

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...