miércoles, 18 de enero de 2017

BLASCO IBÁÑEZ CON EL INICIO DEL SIGLO

Foto "Fundación CE Vicente Blasco Ibáñez"

Había comenzado el siglo XX y con él nuevas ideas urbanísticas aparecían en escena. El blasquismo había irrumpido con fuerza y desde su diario El Pueblo, Vicente Blasco Ibáñez instaba a un nuevo concepto tendente a esponjar la ciudad, en la que aún perduraba el trazado moruno por la estrechez y sinuosidad de sus calles. 

Revolucionario radical, su concepto de nueva ciudad quedó expresado por un articulo que publicó el 6 de noviembre de 1901, "La Revolución en Valencia" en el que venía a expresar un deseo que consideraba de vital importancia para su ciudad:  

"Somos geográficamente la tercera capital de España, pero en punto a condiciones higiénicas embellecimiento y aspecto civilizado figuramos en décimo y duodécimo lugar.Hay que revolucionar a Valencia … Mientras llega el momento de regenerar España,  revolucionaremos nuestra ciudad cambiando su vida material. Hay que derribar casas, abrir nuevas vías, hay que dar al pueblo otra agua, hay que hacer desaparecer los barrios antiguos en el centro de la ciudad.

Es deshonroso para Valencia ese mercado a estilo moruno… Las necesidades de la vida civilizadas hace tiempo que exigen un mercado de hierro y cristal. Es una vergüenza que las escuelas municipales estén establecidas en callejones tortuosos donde no penetra el sol;  en casas viejas con un ambiente cargado más de gérmenes de enfermedad que de enseñanza… Subleva el ánimo que aquí, donde apenas hay una calle sin iglesia o convento, no exista una escuela pública edificada para tal objeto… Consideramos esta reforma como suprema y superior a todas… Precisa la construcción de diez escuelas … Un templo de saber para cada distrito.

Es preciso terminar las calles cuyo ensanche no está más que iniciado; abrir otras nuevas para que se airee la ciudad y cuidarse del suelo, ya que el cielo es inmejorable, reformando el alcantarillado y el pavimento. Hay que ensanchar los puentes… Un puente sobre todos, el de San José resulta una calleja abandonada.

Es necesario llevar a cabo el proyecto de boulevard desde el antiguo jardín del Real a los poblados marítimos (el paseo de Valencia al Mar). Valencia tendrá un nuevo paseo, una verdadera calle moderna semejante a la avenida del parque de Bolonia de París, a la Castellana de Madrid, y la parte más extrema del Cabañal se uniría a la ciudad por un camino más corto.

Hay,  en fin, que preocuparse no sólo de la salud y la decencia, sino del embellecimiento de la ciudad, y crear en las playas valencianas y en sus terrenos colindantes, grandes bosques de pinos, eucaliptus, etc.

Si ante esta revolución pacífica y beneficiosas de subsistir la división de castas, tendámonos de nuevo en el estercolero, resignados a esta vida de  bestias bajo el cielo más hermoso y el suelo más infecto del mundo."

En gran parte fueron cumplidas sus advertencias y en Valencia se inició un cambio sustancial en su trazado urbano, aunque no con el temple radical que Vicente Blasco Ibáñez exigía por el que también se había sustanciado el arquitecto Luis Ferreres en su proyecto de reforma interior de 1892, que, sin embargo, no se llevó a cabo. 


En diez dias se cumplirá el CL Aniversario de su nacimiento; un personaje de grandes contrastes, cada vez más de actualidad, que generó el "blasquismo" en nuestra ciudad, tantas veces manifestado por una u otra causa a lo largo de estos años. 

Y por todo ello lo recordamos, como no puede ser de otra manera. Sus alertas de los primeros años del siglo XX, siguen vigentes en el actual.



En el día de hoy y en el "Ámbito Cultural del Corte Inglés", se inaugura una exposición por el "150 ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO", de la que es comisario el bibliógrafo Rafael Solaz.

Asistiremos. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...