martes, 1 de noviembre de 2016

VALENCIANOS EN NUEVA YORK, EL CÍRCULO VALENCIANO

Junta Directiva

1928 - Luis de Santángel, valenciano, judío converso, hizo posible económicamente el descubrimiento de América. En las dos últimas décadas del siglo XIX un valenciano fue conocido como el arquitecto de Nueva York; hablamos de Rafael Guastavino, quien proyectando más de cien edificios en la ciudad considerada como la capital del mundo, también contribuyó con sus diseños a más de mil edificaciones a los largo de los Estados Unidos. Joaquín Sorolla era el encargado de trasladar al Hispanic Society of America de Nueva York, mediante lienzos, sus visiones de España. Blasco Ibáñez informaba con sus crónicas desde París de los avatares de la I Guerra Mundial, mientras que sus novelas fueron llevadas al cine con las estrellas de Hollywood como protagonistas. Años después José Iturbi dejaría su magia en la gran pantalla del cinematógrafo con exitosas comedias musicales.

Sección de Damas

No puede extrañarnos pues la presencia de valencianos avanzado el siglo XX, quienes tenían su lugar de encuentro en la ciudad neoyorquina a través del Círculo Valenciano, entidad que fue incorporada al "Registro Público" el 10 de enero de 1928, con sus primeros trescientos socios muy activos un par de meses después.

De forma inmediata se creó la sección de Deportes con un buen gimnasio para mantener la adecuada forma física. Tuvo su Cuadro de Declamación, en el que se daban funciones semanales en castellano y valenciano. No podía faltar la de Música, que tuvo su orquesta compuesta por siete asociados que daban brillo a las veladas del Circulo, sin olvidar la caridad a cargo de la Sección de Beneficencia iniciada en el mismo año de la fundación.



La Comisión de Fiestas y el Comité de Damas se encargaban de organizar festivas veladas, en cuyos programas no faltaba la  “paella valenciana”, banquetes, giras campestres y la práctica del deporte.
  
Disponía de su Junta Directiva, donde los apellidos Gil, Ferrer, Quiles, Montserrat, Domenech Sendra, Ribes… certificaban la autenticidad del Círculo Valenciano.

Ya en el siglo XXI la identidad valenciana se mantiene con la prestigiosa firma LLadró situada en Madison Avenue de Nueva York. 


"Valencia en blanco y negro" manifiesta su satisfacción por este inicio hacia el éxito, como ya lo tuviera en el Marsa Malaz Kempinski de Doha en Qatar,  que bien se merece.

2 comentarios:

Ton Bogaard dijo...

Siempre bueno de echar tu luz sobre este tema interesante.
Descargar el boletín de los valencianos de Nueva York en
http://salanforo.blogspot.nl/2016/06/new-york-nostalgia5-el-circulo.html
Ton Bogaard

Julio Cob dijo...

Muchas gracias por tu aportación, amigo Ton Bogaard.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...