domingo, 6 de noviembre de 2016

LAS PUERTAS DE LAS TORRES DE QUART

Archivo Municipal

1950 Ca - Corría el año 1449 cuando en las Torres de Quart, cuyas obra de construcción se había iniciado ocho años antes, se colocaron las grandiosas puertas que iban a cerrar su paso. Contribuirían por sí mismas y con el tiempo al dicho de “a la luna de Valencia” a quienes se iban a quedar fuera de la ciudad, una vez cerradas al toque de campana del Micalet, torre campanario, que, a la sazón, había sido culminada unos años antes, en 1426. 

El Palau de la Generalitat estaba casi concluido en su primer estadio, cuando llevaba veintisiete años en construcción, a falta de la torre. El esplendor del XV en Valencia se manifestaba con sus obras.


Archivo Municipal

La construcción de las torres estaban tan avanzadas en aquel año de 1449 que la instalación de sus puertas eran de necesidad. De contextura muy sólida, a diferencia de las de Serranos, predomina en ellas la mampostería.

Cuentan las crónicas que la colocación de las puertas supuso todo un espectáculo, pues congregó a una enorme multitud admirando la esbeltez de las torres que en aquel momento estaban rodeadas de un gran andamiaje que no dificultaba su visión. 

Próxima a la torre norte,  estaba situada la Casa de la Fundición,  considerada la más famosa de España, lugar donde se fundían metales para la fabricación de campanas y otros herrajes. En sus hornos se fundió y templó la espada de Isabel la Católica, que hacía juego con la firmeza de su carácter.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...