miércoles, 7 de septiembre de 2016

DE BENICALAP A BÉTERA Y LLÍRIA

Foto de Esteban Gonzalo

1988 - Durante cuarenta y cuatro años y 208 días (12-03-1944 al 05-10-1988) se pudo viajar directamente con tren eléctrico desde el apeadero de Benicalap hasta Bétera y Llíria, la primera línea contorneando por el oeste la comarca del l’Horta Nord y la segunda remontando el valle del Turia por su margen izquierda.

Tras la inauguración el 8 de octubre 1988 de la unión soterrada bajo viarios de Valencia entre las estaciones de Empalme (rebautizada Ademuz aunque con retorno posterior a su vieja denominación) y San Isidro, pudieron hacer el mismo viaje pero transbordando en Ademuz hasta que clausuraron el servicio de trenes-tranvías el 31 de enero de 1990 para estudiar un transporte con capacidad y más seguridad en sustitución del casi continuo paso a nivel en el que se había convertido el trazado de 10 km. hasta El Grao por la expansión urbana de Valencia. La solución llegó el 21 de mayo de 1994 con el moderno tranvía y la adecuación urbanística de su recorrido que permitió, también con transbordo en Empalme, continuar viaje por las líneas de Bétera y Llíria. En sentido inverso el tranvía permite llegar hasta Pont de Fusta y El Grao.

Desde el día 13 de este mes el viaje de 15 km entre las estaciones Empalme, Burjassot, Burjassot-Godella, Godella, Rocafort, Massarrochos, Moncada, Seminario, Masías, Psiquiàtric y Bétera, se realiza por un tramo que ha cumplido 125 Años.

Foto de Esteban Gonzalo

Fue la primera sección abierta a la explotación de la concesión del “Ferrocarril del Grao de Valencia a Bétera por Moncada con ramal a Rafelbunyol”, forma parte de la línea 1 del metro desde 1988 y la continuación entre Empalme, Valencia y El Grao fue clausurada, como he mencionado anteriormente, el 31 de enero de 1990. En cuanto al "trenet de Rafelbunyol", lo inauguraron en tres etapas durante el año 1893 y desde 1995 forma parte de la línea 3 de Metrovalencia.

"Trenets" que en su larga vida facilitaron el desarrollo económico de l’Horta Nord y El Camp del Turia transportando muchos millones de viajeros y centenares de miles de toneladas de mercancías, principalmente cebollas y naranjas para su exportación por el puerto del Grao, cuando el ferrocarril era el único sistema de transporte rápido frente a la lentitud de las acémilas y los carros tirados por caballerías. 

Benicalap fue testigo mudo del paso de ristras de rojos vagones mayoritariamente hacia el puerto. El transporte de mercancías fue suprimido en 1971 y el de viajeros aumentó su protagonismo, principalmente tras la transformación en líneas que combinan recorridos de metro y de suburbano, con el tranvía como línea complementaria por el norte de Valencia.

Fotos del día 5 de octubre de 1988, último con trenes entre Pont de Fusta, Bétera y Llíria. A las 16:20 horas entre Benicalap y Alquerías, actual calle Florista, pasa un tren compuesto por un automotor Devis nº 51 y recarrozados remolques 204 y 207, y 27 minutos después cruzó la avenida de Burjassot el automotor “Bujía” nº 11 con los remolques portugués 304 y el empalmat modernizado 210. Ambos trenes con destino Moncada-Seminario.

Bujía”, por deformación de bogie, carretón en castellano, uno en cada extremo sobre los que descansaban los primeros automotores del trenet.

Empalmats”, remolques construidos en los años cuarenta del siglo pasado uniendo dos coches de viajeros de dos ejes.

Portugueses”, material fabricado por Wumag de Alemania que la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia (CTFV) compró a Portugal donde no construyeron el ferrocarril al que iba destinado.


Texto de Esteban Gonzalo Rogel
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...