jueves, 9 de junio de 2016

LA FAMILIA SALESIANA

Archivo Rafael Solaz

La Orden tuvo su origen en el sacerdote Don Bosco quien en 1841, desde Turín, nada más ser ordenado, inició su tarea que le llevó a la fundación de una congregación llamada a la defensa  de los niños que deambulaban por la calles sin cobijo alguno. Su expansión por todo el mundo fue rápida y finalizando el siglo eran más de cuatrocientos mil niños quienes formaban “la familia salesiana”. Tuvo gran importancia su labor misionera en el extenso territorio argentino, en el Ecuador y en Brasil.

En febrero de 1899 se podía leer en la prensa valenciana sobre la presencia en la ciudad de los primeros sacerdotes salesianos con el superior padre Domingo Tobar al frente, alojados en el antiguo convento de los Antoninos de la calle Sagunto que adquirieron en propiedad el 8 de marzo gracias a los albaceas del presbítero D. Juan  Antonio Orts, coadjutor de la parroquia de San Martín. A los pocos días de su establecimiento sufrieron el desplome de una pared del primer piso que se vino abajo, junto su techumbre, con gran estruendo. No hubo desgracias personales, pero su restauración se vería complicada por carecer de recursos.

En 1917 se inauguró sobre el antiguo convento un nuevo edificio, celebrándose por este motivo en el mes de junio una Asamblea Nacional de Antiguos Alumnos encaminada a la constitución de una Federación de las diferentes asociaciones y centros de toda España. Al acto inaugural acudieron representantes de toda la nación.

La ingente obra salesiana en Valencia hizo necesario un nuevo centro que se instaló en la barriada de la Fuente de San Luis, donde el Arzobispo Olaechea colocó la primera piedra en 1940 para un centro que inició su actividad en 1945 con el aspecto que vemos en la imagen.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...