domingo, 27 de marzo de 2016

VÍA LIBRE AL MERCADO CENTRAL

Colección Jorge Casals

 Ya en 1884 se promovió un concurso público para la construcción de un mercado, ganado en aquella ocasión por el arquitecto Adolfo Morales que muy pronto cayó en el olvido. Tuvieron que pasar más de 25 años para que en 1910 se retomara la iniciativa de forma definitiva y antes de que terminará el año y como necesaria medida para demostrar que la intentona iba en serio, tuvo lugar la inauguración de los derribos en la zona afectada. Nada mejor que aprovechar la visita de la Corona para su refrendo.

Efectivamente, el 23 de octubre llegaron SSMM a la Estación del Norte para una visita real que iba a tener en sus tres días de duración una agenda muy apretada con diversos actos inaugurales, así como lúdicos y culturales.

Colección Jorge Casals

El acto que nos ocupa se llevó a cabo en su segundo día de estancia. A las 15,35 el coche de Alfonso XIII y su esposa a los sones de la Marcha Real llegaba a la plaza del Mercado entre vítores y aplausos del público. El punto elegido para el acto fue la esquina de la calle Conejos donde se había instalado un estrado vestido con telas de los colores nacionales y alfombrado con moqueta verde y grana. El monarca simbolizó el acto al romper con una piqueta una tejuela con el número de policía que se correspondía con el número 24 de la plaza.

El arquitecto mayor entregó al alcalde una piqueta de acero bruñido encerrada en un estuche forrado en piel con el siguiente grabado “Con esta piqueta inauguró su Majestad el Rey Don Alfonso XIII los derribos para construir el Mercado Central de Valencia”.

Ya en manos del monarca procedió a la destrucción del azulejo cuyos fragmentos cayeron al suelo. El acto fue muy concurrido con la presencia de una gran muchedumbre que invadía la plaza y calles adyacentes cifrada en más de 20.000 personas según indicaba Las Provincias que durante aquellos días dedicó gran parte de sus páginas en muy pormenorizados reportajes.

Entre la autoridades se hallaba el presidente del Gobierno señor Canalejas quien unas horas antes había sufrido un pequeño esguince en su pie derecho al caerse por unas escaleras, lo que no le privó su asistencia. Tomó la palabra y tras ensalzar la construcción del nuevo mercado, en nombre de los soberanos, agradeció la invitación pero tan importante ocasión.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...