sábado, 2 de enero de 2016

NUESTRA SEÑORA DE LA BUENA GUIA



1994 - Desde tiempos lejanos los pescadores tenían su iglesia situada en el barrio de su nombre, conocida como Iglesia de Nuestra Señora de la Bonavía adscrita a la Parroquia de San Andrés.

La iglesia en advocación a la Virgen también llamada Nuestra Sra. de la Buena Vía, que estaba situada en el interior del barrio, en la calle Común de Pescadores, así conocida en el nomenclátor de 1659, posteriormente de los Jurados, celebraba su fiesta especial el domingo de Quasimodo.

Quien no perdía ocasión para mencionarla era el periodista Luis Gil Sumbiela, quien en 1898, censurando uno de los proyectos para el puerto de Valencia, la alude entre otras citas; dice partiendo desde la Reconquista, que "...la Albufera llegaba a las mismas tapias de Ruzafa; que en el llamado barrio de Pescadores vivían los marineros, que celebraban sus fiestas en una iglesia llamada de Nuestra Señora de la Buena Guía, que hoy no existe..." lo que indica al resaltarla su importancia marinera.

Hace lo propio en 1910 ante el temor infundado de un terremoto que él limitaba a terrenos volcánicos y rocosos, lo que no era el caso de Valencía, pues está asentada, constataba, por un lecho de arena. Menciona en el pasado la ermita de la Buena Guía "donde los marineros oían misa cuando se embarcaban". Por lo visto, al ilustre periodista le resultaba entrañable.

Ya de antiguo existía en el Portal del Mar un retablo con la Virgen de la Bonavía, reparado en 1429 por el carpintero Jaime Roig y el pintor Pedro Travot, lo que ratifica la devoción marinera.

Ya superada la segunda mitad del siglo XX,  un antiguo chalet en la calle Eugenia Viñes del Cabanyal, fue acondicionado como iglesia, con entidad de Parroquia, en recuerdo de Nuestra Sra. de la Buena Guía, al que en su exterior se le añadió una espadaña, tal y como vemos en la foto de Paco Alcántara.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...