miércoles, 14 de octubre de 2015

LA RIADA EN VALLEJO

Archivo Rafael Solaz

La doble riada que se produjo desde la noche del día 14 de octubre hasta las horas del mediodía dejó presa a Valencia de una gran desolación. Buscando las aguas su cauce natural, la presuntamente llana ciudad del Turia dejó líneas de barro en las paredes alcanzado según zonas diversas alturas que superando el metro se elevaron hasta las de cinco.

Es el caso de la barriada de Marchalenes en la margen izquierda del rio, mientras fueron cuatro los metros que ocultaron la calle de las Rocas junto a las Torres de Serranos del marginal derecho.

El barrio del Carmen ocultó sus vidas que se tiñeron de barro bajo un nivel que alcanzó los tres metros, mientras el Parterre desaparecía a los ojos de Jaume I por unas aguas que se pararon en los 3,20.

El barrio de Nazaret se vio inundado por una masa de agua y barro de hasta 2,50 metros, altura semejante a alcanzada en la céntrica calle Pintor Sorolla.

Las aguas anegaron el campo de Vallejo, tal y como vemos en una fotografía que nos muestra parte de la tribuna y la grada sur. 

Quizás para las "granotas" cuya impronta ha quedado fundida en la historia del club, significara aquello su día de gloria, pero... a muy alto precio.

1 comentario:

Rafael Solaz dijo...

Cuántos recuerdos. Tenía 7 años pero la catástrofe no se olvida. Había llovido mucho. En mi retina quedó mi calle inundada. Los vecinos en los balcones con caras de espanto… un hombre encaramado a una reja gritando ¿socorro! El saco de patatas que nos acompañó varios días. Los militares quitando el barro, limpiando el horror de la inundación. Todavía hoy huele a húmedo en nuestra memoria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...