sábado, 19 de septiembre de 2015

LA CUESTIÓN DEL ARROZ


Autoría Juan Ponce Parres
(Con mi agradecimiento a Ton Bogaard)

1915 – Mientras que por Europa cabalgaba uno de los cuatro jinetes de la Apocalipsis, la prensa y a diario, a través de sus corresponsales, trasladaba a la opinión pública los movimientos de trincheras, dando en cada momento realce a los avances o retrocesos de mayor importancia en una contienda que iba creciendo en intensidad. Los “comunicados oficiales” de uno y otro bando se sucedían, mientras que el número de muertos había superado el millón en la primera mitad del año.

En Valencia, mientras tanto, se alertaba sobre la posibilidad de una "guerra" de muy inferior calado, pero de gran importancia para los bolsillos de los consumidores: guerra en forma de escándalo, salvo que la Junta Provincial de Subsistencias interviniera "defendiendo los intereses del público".

La cuestión se suscitó por parte de unos negociantes sin escrúpulos que habían comunicado la existencia en la provincia de 50.000 tn de arroz, lo que era una falsedad. Con el dato exigían al Gobierno la necesidad de su exportación, al tiempo, que de inmediato y en las transacciones en la Lonja y ante la estupefacción general, el saco de cien kilos sufrió una importante bajada en perjuicio de los arroceros honrados.

Se entró en una guerra de  cifras en cuanto a la existencia real, y la Junta de Subsistencia en defensa del consumidor se afanó en busca del dato real, mientras que los cosecheros acaudalados anunciaron una reunión "para tomar sus acuerdos".

En la foto en la barriada de Ruzafa con un carro repleto de sacos se contempla el campanario de San Valero, en cuyo alto se divisaban los arrozales próximos a la Albufera comunicados a través de canales. Al igual que mediante sendas y "carreras" por las que caminaban los bueyes portando la mercancía que con toda posibilidad fuese de arroz.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...