jueves, 23 de julio de 2015

KIOSCOS EN LA PLAZA EMILIO CASTELAR



Fuente – Blog “Con un garabato”

1929 – Este es el aspecto que ofrecía la plaza Emilio Castelar muy pocos años antes de que se iniciara el proyecto de Javier Goerlich. El Palacio de Correos y Comunicaciones ya había sido inaugurado y el edificio de Casa Balanzá muestra su retraso con relación a los de su entorno que flanqueaban el centro de la plaza, adornada con kioscos dispuestos para ofrecer sus servicios.

El monumento al Marqués de Campo en el centro, en homenaje a quien había contribuido en la segunda mitad del XIX al avance de la ciudad, tanto en cuanto su actividad portuaria la había complementado con la implantación de los servicios del gas y del ferrocarril, así como por su filantrópica ayuda mediante la construcción de un asilo en beneficio de los más necesitados.

La plaza como centro urbano ante el nuevo Ayuntamiento a falta de un año para su inauguración, cuando la motorización aún no se había adueñado del asfalto, se muestra como un espacio abierto al que acudir en busca de los puestos de flores, refrescos y prensa, dispersos en armónica distribución.

Las vías del tranvía cercan un entorno de tan pecualiares kioscos que durante años contribuyeron con su presencia a embellecer la plaza Emilio Castelar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...